Google+ Followers

viernes, 24 de febrero de 2017

La comida

No soy buena cocinera. La razón es que no me compensa pasarme más de una hora guisando para que se lo coman en diez minutos. Además me cansa mucho estar de pie con las varices. Cocino con guantes porque si no me salen eczemas en las manos. Supongo que eso también tiene que ver en que no me apetezca. También resulta que la comida muy elaborada me suele sentar mal. Tengo colon irritable y suelo cocinar casi todo hervido o a la plancha. La verdura me encanta pero no puedo tomarla.

Así que mi relación con la comida es un poco conflictiva. Los dulces son lo único que me gusta y no me sienta mal, si exceptuamos el engorde. Cuando veo programas de cocina en la televisión, la verdad es que no me entretienen salvo en el caso de Carlos Arguiñano porque es muy simpático el hombre. Los concursos gastronómicos no me gustan porque a mí no me va tanta competividad y menos con los niños. Me parecen muy agresivo en las formas.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Viajes

Mi marido trabaja en una empresa multinacional y tiene que viajar bastante. Lo malo es que los viajes no se distribuyen de forma uniforme, uno al mes, sino que habitualmente se acumulan y acaba viajando varias veces en un mes y ninguna en otros. Ahora lleva una racha de ésas en que se acumulan los viajes y esta semana sale dos veces. Además tiene que estar una semana fuera y yo lo llevo bastante mal. Le echo mucho de menos.

Este año resulta que mis hijas tienen turno de tarde en la universidad y me quedo sola en casa. Si está mi marido salimos a dar un paseo casi todos los días pero si viaja no tengo nada que hacer. Bueno, me gusta ver los concursos de la televisión: ahora caigo y boom. Gracias a ellos paso las horas entretenida pero no es lo mismo. Así que me temo que este fin de mes se me va a hacer muy largo. En fin, que sólo sea eso.

lunes, 20 de febrero de 2017

Qué es la ideología de género


Un siglo después de que Carlos Marx creyera descubrir que “toda la Historia de la sociedad humana es una historia de lucha de clases” entre ricos y pobres, feministas radicales norteamericanas formadas en universidades alemanas, creyeron descubrir que las verdaderas clases sociales en  lucha eran los hombres contra las mujeres, actuando los primeros como clase dominante y explotadora, mientras las mujeres eran las víctimas explotadas y oprimidas por los hombres.
A esta base conceptual se le añadió a continuación una serie de principios doctrinarios, entre los que destacan los siguientes:

Recibe el Brief de Actuall en tu email

1.- La sexualidad no es algo que nos venga dado por la naturaleza, sino por la cultura.
2.- Los varones han dividido a la Humanidad arbitrariamente en femenino y masculino, siendo la feminidad un invento del varón para tener a la mujer como esclava.
3.- El matrimonio es una institución creada por los hombres con el fin de someter a la mujer mediante el embarazo y los hijos.
4.-Para conseguir una sociedad justa hay que suprimir las dos clases sociales en pugna, pero estas no  son  proletarios y burgueses como  dijo  Carlos  Marx,  sino el hombre y la mujer, así que es necesario olvidar la palabra “sexo” y sustituirla por “género”.
La Ideología de Género está impregnada de fobia hacia la maternidad y el matrimonio
La Ideología de Género está impregnada de fobia hacia la maternidad y el matrimonio, que según esta ideología genera violencia machista contra las mujeres.
Llegados a este punto conviene recordar las tres vías por las que se puede llegar a conclusiones erróneas: 1ª.-Por desconocimiento; 2ª.-Porque el fanatismo  ofusque el entendimiento; y 3ª.-Por ambos motivos a la vez. La Ideología de Género es un buen ejemplo de conclusiones erróneas por la tercera vía.

Una pancarta en la MArcha del Orgullo Gay en Madrid abogaba por la "homosexualización obligatoria" /HO
Una pancarta en la Marcha del Orgullo Gay 2007 en Madrid abogaba por la “homosexualización obligatoria” /HO
Todo el cuerpo doctrinal de la Ideología de Género carece de concordancia con  la naturaleza de los hechos. Y sin embargo, está consiguiendo extenderse por numerosos países. Por un lado, los grupos de gays y  lesbianas, se han dado cuenta de que con la Ideología de Género ser homosexual “es normal”. Por otro, los gobiernos y las Naciones Unidas han visto en la Ideología de Género  una manera eficaz de controlar el crecimiento de la población. Y por otra parte, los poderosos lobbys abortistas y de reproducción asistida, encuentran en esta ideología una magnífica forma de incrementar el volumen de sus negocios.
La Ideología de Género intenta cambiar a la misma naturaleza humana en su identidad
A diferencia del marxismo clásico que aspiraba a transformar  la sociedad, la Ideología de Género va más allá e intenta cambiar a la misma naturaleza humana en su identidad, a través  del lenguaje, la moral, las costumbres, las leyes, las instituciones, de siempre asociadas a la dualidad hombre-mujer.

viernes, 17 de febrero de 2017

Los hijos

Dice Samanta Villar en su libro que tener hijos es perder calidad de vida. Válgame el Señor, que diría Arturo Vals. Otra que se ha enterado de que los niños no son virtuales y no tienen botón de apagado. Además, ni siquiera son sus hijos biológicos porque ha tenido gemelos por donación de óvulos a los cuarenta años. No sé si eso tendrá que ver con el desapego que demuestra a pesar de que seguro que tiene ayuda en casa, por lo menos una asistenta y posiblemente una niñera.

Sin embargo, tener hijos con la persona que amas es la experiencia más gratificante que existe, a pesar del cansancio, de las noches sin dormir y la angustia. Compensa con mucho y a largo plazo. Me gustaría haberla visto como yo con tres niños de cinco, dos y recién nacida, y no es de los casos peores. No sé qué será de ella cuando los niños empiecen a andar, a comer, a hablar, a contestar mal, desobedecer y pedirle el coche. Anda que no le queda todavía por aprender...

miércoles, 15 de febrero de 2017

El amor

Siendo ayer el día de los enamorados me ha dado por pensar mucho sobre esto. Me temo que hoy en día se considera que el amor dura lo que dura y que la vida es una sucesión de relaciones temporales. No existe el amor para siempre. Por lo menos, eso es lo que quieren hacer creer a los jóvenes. Pero no es cierto. La prueba está en la mayoría de parejas mayores de cincuenta años que seguimos juntos. Tal vez porque nos casamos creyendo que era para siempre.

Para querer hay que querer querer, dice una frase. Y es cierto. Una relación de pareja es un ejercicio de voluntad diario. El sentimiento es importante pero es sólo una parte. Tiene que haber un compromiso de futuro. Eso se consigue a través de los años aprendiendo a comprender y perdonar a tu pareja y a dejarse comprender y perdonar, que no es tan fácil. El tiempo tiene el secreto para el amor eterno y muchos lo hemos descubierto.

lunes, 13 de febrero de 2017

Lego Batman la película

Estuve en el cine con mis hijas viendo esta película y me gustó mucho. Aparte de que tiene mucho mérito filmar con figuritas y piezas de construcción, la historia estaba muy bien. Me llegó al corazón en cierto modo el argumento. Se trata de que Batman se encuentra muy solo porque no quiere coger cariño a nadie desde que perdió a sus padres. Como yo estoy todavía en el duelo por la muerte de los míos me he sentido muy identificada.

Realmente la muerte de tu padre y tu madre son una de las cosas más terribles por las que tiene que pasar una persona a lo largo de su vida. Yo todavía miro la foto y no me lo puedo creer. Me duele el alma de pensar que ya no volveré a verles en esta vida. Todavía me parece que están en su casa sentados en el sillón viendo la televisión. No sé si algún día seré capaz de aceptar con serenidad esta pérdida. Al menos me consuela saber que no soy la única.

viernes, 10 de febrero de 2017

El móvil

Yo, para escribir en internet utilizo el ordenador. No tengo smartphone porque no me apetece llevar un ordenador pequeñito en el bolso que me esté reclamando todo el tiempo. Además, la verdad es que me lío con esas cosas. A mí ya me coge mayor. Así que tengo un teléfono que es sólo eso, teléfono, y sólo sirve para hacer y recibir llamadas y mensajes. Además, la verdad es que solía llevarlo apagado o sin batería. Ahora me he comprado uno nuevo que aguanta más.

Porque ésa es otra, que los smartphones hay que cargarlos cada día porque consumen mucho, y yo casi nunca me acuerdo. Mi móvil dura una semana sin recarga. Eso sí, tengo un problema porque apenas lo oigo. A pesar de que he puesto el volumen a tope, dentro del bolso a veces no me entero si suena. Así que tengo un móvil casi como si no lo tuviera. Me gusta el hecho de no estar localizada todo el tiempo. Yo es que soy una antigua.