Google+ Followers

lunes, 24 de septiembre de 2018

El respeto a las mayorías

Siempre oímos hablar del respeto a las minorías y está bien que no se les ataque por serlo, pero obviamos lo más lógico que es el respeto a las mayorías. Si en España una mayoría de personas dice ser católico en algún grado, qué sentido tiene que los musulmanes se sientan ofendidos por la Semana Santa y otras fiestas católicas. Estando en país extranjero, lo lógico es que si tanto les molesta, se vayan, no que pretendan cambiar nuestras tradiciones y costumbres en una versión retorcida del respeto a la minoría, que ellos en sus países no respetan en absoluto.

Como un invitado tiene que seguir las costumbres de la casa donde se le da cobijo, son ellos los que tienen que respetarnos a nosotros. Pero es peor cuando dicen que no se debe sacar a los perros a la calle porque para ellos son animales impuros. Lo siento pero por ahí sí que no paso. Para nosotros son miembros de la familia y no vamos a renunciar a ellos. Pero siempre tiene que haber el tonto oportunista que les dé la razón, como los que pretenden convertir la Catedral de Córdoba en una mezquita. Dos mil años de historia a la basura por el capricho de unos pocos.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Eta. No olvidamos

Ya sé que hay temas de los que no queremos hablar, ni siquiera acordarnos, pero ya se sabe lo que ocurre con los que olvidan su pasado, que acaban por repetirlo. En España durante más de tres décadas, más de mil personas fueron asesinadas por eta, un grupo terrorista de extrema izquierda, cosa que antes y después se ha intentado ignorar. Los independentistas de izquierdas vascos son también comunistas. Por eso cuando murió Franco siguieron matando, porque ellos quieren más que la independencia del País Vasco, quieren una república socialista, en el sentido estricto de la palabra.

El problema es que las cosas no son nunca tan sencillas como parecen y con el tiempo acabaron atrayendo a su bando a los independentistas de derechas, léase pnv, en una unión antinatura para conseguir sus intereses. Y ahora que parece que todo está en calma, sólo lo parece, porque la realidad es que son ellos los que gobiernan en el País Vasco y por eso ya no se pelean, porque han ganado. Pero perdieron las víctimas y todos los vascos que querían vivir en paz y seguir siendo españoles. Y ahora que el Psoe está acercando a los presos, sin prisas pero sin pausa, están cada vez más cerca de lograr sus objetivos.

martes, 18 de septiembre de 2018

100 años de comunismo

El llamado socialismo real o comunismo tiene la responsabilidad de unos cien millones de muertos desde su comienzo. Muchos en guerras o fusilados y otros muchos de hambre o de enfermedad. Comunismo es sinónimo de pobreza, injusticia y falta de derechos humanos. Sin embargo, hoy en día sigue ganando adeptos cuando ya ha demostrado sobradamente que no funciona. No digo que la idea no sea atractiva pero no es aplicable y si se empeñan sólo llevan a la gente a la desgracia. Cuando cayó el muro de Berlín, hace ya casi treinta años, pensábamos que era el fin del comunismo, pero sólo fue el principio de otro intento más.

Entonces pensamos que caería Cuba, que lleva más de cincuenta años de experimento en la miseria, pero no sólo no cayó, sino que contagió a Venezuela y después a otros más. De manera que el comunismo es como una planta, que si la podas salen dos ramas nuevas. Mientras en Corea del Sur  y la rd. del Congo sobreviven a duras penas. En España nos libramos por los pelos de caer en la órbita soviética gracias a la guerra civil y ahora repetimos con el frente popular porque se ve que no tuvimos bastante. El caso es que el comunismo es como un cáncer, que no hay quien acabe con él porque va mutando, pero ya deberíamos haber aprendido la lección hace tiempo.

lunes, 17 de septiembre de 2018

Acontracorriente

Es el nick que elegí cuando empecé a escribir en internet. Nada más entrar me di cuenta de que dominaba el pensamiento único y yo quería dar otro punto de vista que no estaba representado. No hace falta que diga que soy católica y de derechas, y que incluso entre los que votan al PP los postulados de la izquierda, como el aborto, han sido asumidos mayoritariamente. Así que me convertí sin querer en parte de un grupo minoritario, eso que algunos llaman extrema derecha, y otros simplemente llamamos conservadores de toda la vida, que en España no está representado.

Ir a contracorriente resulta cansado y a menudo muy frustrante. Por eso produce un desgaste y de vez en cuando tengo que tomarme un descanso para recargar las pilas y volver a la carga. Pero pienso que es necesario que alguien aporte otras opiniones, porque no se puede juzgar sin conocer todas las partes. Nuestros jóvenes han crecido en un ambiente tan monocromo que me temo que ya no tengan solución, como no sea que la madurez les haga abrir los ojos. Pero al menos la gente de mediana edad y mayor debería ser consciente de que no existe una sola ideología ni un solo modelo de sociedad. Por eso sigo adelante a pesar de la falta de recompensa.

viernes, 14 de septiembre de 2018

Títulos

Las letras me llaman desde que aprendí a leer. Les he volcado mi corazón herido, mis incertidumbres y mis miedos, y ellas me han devuelto paz de espíritu. Hubo un tiempo en que escribía sin parar  Mi cerebro tejía nuevos post cada día, a veces varios, y yo no daba abasto, así que llenaba cuadernos de letras que luego pasaba a mis blogs. Sin embargo, con el tiempo mi mente se fue vaciando y ya no encontraba nuevas palabras y me sentí vacía, porque seguía teniendo la misma necesidad de comunicarme. Ahora parece que me ha vuelto la inspiración.

Mi padre solía decir que yo escribía bien, que tenía mucha capacidad y no la usaba. Creo que tenía razón pero de eso me di cuenta demasiado tarde. Tenía que haber estudiado una carrera por tener un título que me abriera puertas. Es muy difícil llegar a nada sin una titulación. Por eso algunos la falsifican, sin embargo para eso también hay que tener contactos. Hace tiempo que intento al menos tener certificados de idiomas pero hasta eso se me resiste. Se ve que no está en mi destino. Al menos yo no tengo que vivir de mis estudios, porque entonces sí que tendría un problema.

jueves, 13 de septiembre de 2018

No se puede ser buena gente

Está feo que lo diga, pero yo cuando nací era demasiado buena. Tal vez por eso, como buen angelito me fui al cielo a los seis meses. Pero allí no me dejaron quedarme y no me quedó más remedio que volver. Desde entonces la vida me ha vapuleado, pero no ha conseguido que deje de ser una buena persona, supongo que no lo puedo evitar. Si no lo hubiera sido, otro gallo me habría cantado. Porque este mundo no está hecho para los buenos, sino para los egoístas, los arrivistas, los tramposos. A ellos sí que les va bien y encima todo el mundo les quiere.

En cambio, los que vamos de buenos, yo diría de tontos, nos caen todos los golpes. Ni te haces rico, ni nadie te admira, ni tus propios allegados te toman muy en serio. Y la gente que no te conoce, peor todavía, dicen "mira esa tonta que le ha pagado un colegio privado a sus hijos y no llega a fin de mes", porque quería lo mejor para ellos. Pero ahora resulta que mi hijo no tiene profesión ni nosotros para mantenerlo indefinidamente. Y por si fuera poco, me he hecho cargo de un hermano, porque somos cinco pero yo soy la única tonta. Sólo me queda pensar que realmente existe premio en la otra vida, porque si no voy a ser el hazmerreir de todos.

martes, 11 de septiembre de 2018

Inocencia

Si me hubieran preguntado cuando era niña, yo hubiera dicho que era feliz. Simplemente porque yo pensaba que lo que me pasaba era normal. Era una niña muy inocente y no es que todos los niños lo sean. Los hay que llevan la malicia de serie. Pero yo lo era y creo que por eso no me contaminé por lo que vivía. Hizo falta que criara tres hijos para darme cuenta de que aquello no era normal y también hablar con dos psicólogas. Me gustaría decir que después no tuve más problemas en mi vida, pero la verdad es que los he tenido de todos los colores. Pero quiero pensar que no me han cambiado.

Sin embargo, cuando llega la noche vienen todos los fantasmas a visitarme y a veces me entran ganas de no despertar. Así que procuro no pensar y centrarme en otras batallas donde tengo algo que aportar, porque está claro que mi pasado no lo puedo cambiar. Sólo espero que mi experiencia al menos me sirva para no volver a caer en los mismos errores, aunque tampoco pueda evitar que otros lo hagan. Creo que la vida me ha dado un máster por haber vivido todo lo bueno y todo lo malo. Como dicen, las apariencias engañan, y hay más vida en los hormigueros que sobre la superficie de la tierra. En el fondo, la verdad, me gustaría ser una simple ama de casa nada más.

domingo, 9 de septiembre de 2018

El lado oscuro

Me temo que para saber mucho de la vida no vale ser una buena persona. La vida tiene claroscuros y no puedes juzgar hasta que no has visto el otro lado, lo has sentido en tus carnes. Por eso la generación que vivió la guerra es tan sabia. Hay que saber lo que es el dolor, la humillación, el sufrimiento, la soledad, la tristeza, la ira, el odio. Yo ya era una experta en esos temas cuando tenía diez años. No sé por qué me tocó vivirlo todo muy pronto y muy rápido. A esa edad ya me sentía una adulta y de hecho ya lo era, porque tuve un desarrollo precoz.

Pero, como solía decir mi madre, yo es que nací sabiendo. Siempre fui muy madura para mi edad. Por desgracia también era absolutamente incapaz para la vida en sociedad. En estos tiempos supongo que me hubieran diagnosticado fobia social  o algo parecido. Por entonces, solamente era la rara. Me refugiaba en los libros y supongo que eso me salvó la vida. Más tarde empecé también a escribir un diario. Y acabé en internet lanzando mis mensajes al aire por ver si a alguien le interesan, si a alguien le pueden ayudar o al fin y al cabo, si sirven para algo.


jueves, 6 de septiembre de 2018

Crianza con apego en los niños

Está muy de esto de criar con apego. Constantemente veo en la calle padres que llevan el cochecito y el bebé en brazos. Yo pensaba que el coche era una mejora por ser más cómodo y seguro para los niños que ir en brazos. Porque te puedes tropezar y caer o darle un golpe, sobretodo si al mismo tiempo intentas hacer la compra. Pero ahora si no llevas el niño cargando o en un mochila eres una mala madre, aunque el peso te deje la espalda echa polvo. Y es que ahora los bebés son los reyes de la casa, como ocurre con el colecho, que consiste en dormir con el niño, todos apretados e incómodos hasta que él decida.

Pero eso es sólo la parte visible porque luego resulta que hay que negociar con ellos como iguales y razonar todas las decisiones. Una señora se enfadó conmigo porque le dije que no podía darle a elegir a su niña qué cena quería, se cena lo que hay y ya está. Se nota que sólo tenía una o la veo haciendo un referendum con tres niños para decidir la comida. Luego están los que van a misa y se pasan toda la ceremonia escuchando al niño en lugar de al cura y dejando que moleste a los demás. Así que al final ellos mismos no se enteran de nada y el niño menos. Pues, para qué van. Creo que con tantos consejos contradictorios los padres están enloquecidos y han perdido el sentido común.

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Adiós a dos blogs

Desde hace unos dos años estoy publicando información sobre la ideología de género y contra el aborto en los dos blogs que tengo anunciados en el lateral. Sin embargo, últimamente cada vez encuentro menos artículos y resulta que, cuando intento abrirlos, a menudo me entran virus. Además son de malware, de estos que intentan rastrearte el ordenador. La verdad es que no creo que sea casualidad que hayan hakeado esas páginas, pero si no encuentro un bloqueador realmente eficaz voy a tener que dejar de publicar en esos blogs.

De momento, los tengo programados hasta finales de octubre. Entretanto, veré a ver si encuentro una solución. De todas maneras, creo que ya he cumplido con el objetivo de publicar información sobre esos temas y seguirá estando en internet aunque ya no publique. Esto me quita mucho trabajo de buscar especialmente en el facebook y tendré más tiempo libre, así que tengo que buscar otra cosa a la que dedicar mi tiempo. Espero poder apuntarme a alemán este año y a taichi otra vez. Con eso ya tengo unas horas a la semana comprometidas.