Google+ Followers

jueves, 15 de junio de 2017

No puedo con ello

Hace ya un par de años escribí un post contra la moda de llevar los pantalones rotos, pensando que sería algo temporal y pasajero. Pero ahora ya no es que se lleven con agujeros, sino ya directamente destrozados. A mis hijos les dejo vestir como gusten pero eso sí, nada de ropa rota, eso no se lo permito. Porque me parece absurdo vestirse de mendigo cuando hay gente que por desgracia no tiene otra opción que vestir así.

Porque me parece inmoral tener a gente en el tercer mundo cosiendo ropa normal para luego dedicar el tiempo a romperla a propósito y desgastarla con productos químicos que dañan el medioambiente. Porque no me cabe en la cabeza ver señoras incluso de mi edad luciendo su pantalón rasgado que, para colmo les ha costado bien caro. Me temo que es un signo evidente del grado de degeneración que está alcanzando nuestra sociedad.

7 comentarios:

  1. Comparto totalmente tu criterio, Susana.
    Se puede ir por la calle, al instituto, al trabajo, etc cómoda, sin la rigidez en el vestir de otros tiempos atrás, pero dentro de una estética, unas mínimas normas aceptables. Si yo trabajo cara al público, (por ej.), ¿cómo estoy representando a la empresa? si soy maestra, qué normas de conducta enseño? si soy diputada, en el Congreso debo ir presentable, por respeto debido...y ese respeto se debe guardar en general a los lugares, trabajos, calles y todo lo que sea compartir en sociedad, en tejidos fresquitos y confeccionados cómodamente, pero ACEPTABLES.
    Magniica entrada.
    Un besote y un abanico, jeeeeeeeee...

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa igual con los míos Susana. Siempre se los digo, por favor, rotos no, que para eso ya está el paso del tiempo. Un beso :D

    ResponderEliminar
  3. Parece una guerra perdida, una moda que soñamos pasajera pero que lleva años asentada, como la de camuflaje, estamos todos en contra de las guerras peno nos vestimos como militares. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo no gastaría más dinero en ropa rota pero la verdad es que esta moda me sirvió para darles una segunda oportunidad a unos vaqueros que me encantaban y se me rompieron. Les agrandé el desgarrón y los puedo seguir usando sin necesidad de comprar otros. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Te doy "toita" la razón y cuanto más rotos están más orgullosos se sienten de esos pantalones. Hay otro tipo de pantalón que tampoco me gustan nada y es esos que tienen el trasero más abajo de las rodillas y que al menos yo los veo horribles y que les sientan muy mal a l@s que los llevan.Besicos

    ResponderEliminar
  6. Bien dicho y escrito. Yo tampoco lo entiendo, son modas feas que no favorecen nada. Parecemos tontas, cómo nos manipulan !!!!,bueno a quien se deje.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Me alegro de que estéis de acuerdo. Besos.

    ResponderEliminar