Google+ Followers

martes, 24 de enero de 2017

Convalecientes

Dice mi psicóloga que puedo utilizar el blog para contar a  otras personas cómo he salido de mi depresión. Yo en primer lugar no me atrevo a decir que esté fuera,  porque basta eso para tener una recaída. Por otra parte, la verdad es que tampoco sé si sabría explicarme lo suficientemente bien para poder ayudar a otras personas en mi situación. La verdad es que tengo la impresión de que ya no sé expresarme tan bien como antes en general.

Sí que estoy mejor pero sigue tentándome mucho la cama. Ir a dormir es la mejor opción del día. Salir a la calle, hacer cosas en la casa para mí es una carga difícil de llevar. Cada día es una pequeña batalla más. Y también abrir este blog supone para mí un esfuerzo extra aunque sé que luego me compensará. He estado buscando lectores y me he confundido al poner la dirección poniendo arroba en lugar de punto. Por ese despiste he perdido una hora de trabajo. Me ha ido gente a varios blogs a la vez y se ha formado un pequeño lío.

20 comentarios:

  1. Pues oye, si te hace bien, cuéntalo. Yo pasé por una hace años y tal vez me hubiese gustado que alguien me contase su experiencia. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. No sé si sabría explicarlo, la verdad. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Cuenta lo que sientas, o lo que te gustaría sentir, aquello que buscas o una historia de tu niñez, cualquier cosa que mantenga tu mente y tus dedos funcionando. La blogsfera es muy útil con el tiempo nos vamos haciendo amigos. Un abrazo preciosa

    ResponderEliminar
  4. En eso se diferencia la depresión de la ansiedad, en que no nos apetece salir ni hacer nada, todo nos cuesta un esfuerzo tremendo, no hay ilusión, no hay actividad alguna, solo dormir y no salir de la cama. En una palabra, no queremos vivir porque nos cuesta. Todo lo contrario del síndrome de ansiedad, que necesitamos respirar y sentirnos vivos. Créeme, de la depresión se sale pero hay que querer y luchar. No te dejes vencer, hay que intentarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Yo pasé por una o mejor dicho, me di cuenta que lo mío era una depresión crónica, nunca me había sentido diferente, no era de estar en cama, era de hacer lo que se tenía que hacer sin chistar....era como ver una película y saber lo que sucedería porque el "deber"era lo primero, así que lo mío fue muy fácil; me dieron un antidepresivo y al tercer día, sentí la diferencia, supe que vivir era otra cosa y no lo que había vivido, pasé de ser espectadora de la película a ser la protagonista!!! después de dos años de tratamiento lo dejé y ahora puedo saber cuando me siento vulnerable, empiezo a vestirme de negro, que por cierto llevo casi un mes así, y yo sola pongo de mi parte y salgo de eso.

    Besos =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la medicina no me ayuda mucho. Un beso.

      Eliminar
    2. hola susana aqui estoy no veo el gaget de seguidores asi que no puedo seguirte bueno comentar tu entrada es lo que me queda, yo he pasado por una grandisima depresión, tan grande que intenté irme me esta vida ya me entiendes, aun quedan secuelas de ello, pero solo tú tu fuerza de voluntad puede hacer que poco a poco salgas de ese pozo negro asi llamo a la depresión, tienes que hacer muchas actividades para que tu mente no pueda contigo, y venza a tu valentia estar ocupada no en casa encerrada ni acostarte seria como perro que se muerde el solo su rabo darte muchisimo animo, que tu puedes quierete mucho sobre todo eso la autoestima es primordial y te podria decir que escribir alivia un monton yo no escribia sobre la depesion sino sobre la vida el mundo que veian mis ojos aun sigo escribiendo asi eso me libró mucho del dolor no fisico sino del alma, y que besitosssssssss

      Eliminar
    3. Llevo cinco años así, desde que mis padres enfermaron. He mejorado mucho pero todavía me cuesta hacer cosas. Gracias. Un beso.

      Eliminar
  6. El blog no es otra cosa que escribir sobre lo que a uno le apetezca y de la forma que quiera, ¡claro que todo ayuda, porque todo suma!
    En mi opinión, el tiempo en la cama fuera del necesario es tiempo muerto, aunque te lo agradezca el cuerpo.
    Poco a poco, Susana, ¡mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  7. A mí la cama me atrae como un imán. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Susana; los errores al manejar el blog son normales, la mayoría entre los que estamos, vos y yo, hacemos lo posible, pero las nuevas tecnologías nos llevan un tiempo conocerlas.
    Sobre tu depresión, no se mucho del tema, pero si estas bajo control, es ya una puerta abierta. Ciertas situaciones llegan rápido y tardan en irse, pero lo principal es que , aunque lento, están en franca retirada.
    Espero que mis cuento te gusten y me des tu opinión sobre ellos. Gracias por visitarme. Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Estoy mejor pero no bien. Hago lo que puedo. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Cuentalo, y además sin miedos o mejor todo lo contrario, ponle humor y ganas de reír, hechale unas dosis de risa y olvida el exceso de formalismo aunque dentro de la formalidad .
    No soy experto pero puede que funcione. Jjjjjjjj

    Un fuerte abrazo y divertido fin de semana. Intentalo

    ResponderEliminar
  11. De convaleciente a convalecinete Susana, ¡¡ánimo!!En una ocasión, algo se rompió, en una ocasión, él se marchó porque yo se lo pedí, en una ocasión, me quedé sola conmigo, y en una ocasión, cogí una depresión. Pero ¿sabes? También en una ocasión, comprendí que era sí como debía ser. Y a partir de ahí, comencé a vivir. Un beso Susana :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que estés ya bien. Un beso.

      Eliminar
  12. El asuntechi esta en no pensar en todo aquello que tu crees que te deprime, yo lo borre de mi mente y los metí en el baúl del olvido.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que me deprimen muchas cosas. Un beso.

      Eliminar