Google+ Followers

miércoles, 18 de enero de 2017

El accidente

Comienzo por estas navidades cuando nos sucedió una de las peores cosas de nuestra vida. Mi hija mayor se fue a esquiar por primera vez, se cayó y se rompió cuatro costillas. Pero lo peor es que también se había roto el pulmón, un neumotórax. Cuando me lo dijeron no me podía levantar de la cama pero tuve que hacer de tripas corazón y salir para el hospital. Después de cuatro días en la uci y tres en planta al fin volvimos a casa. Ahora se encuentra bastante bien pero el susto ha sido muy gordo. Además en el hospital tenía muchos dolores y lo pasó muy mal.

Entonces es cuando me di cuenta de que ante todo soy madre. Puedo ser una mujer débil, insegura y deprimida, pero cuando se trata de mis hijos saco fuerzas de donde haga falta. Así me pasaba cuando eran pequeños y estaban siempre malos con bronquitis y demás. Entonces no me podía permitir estar desanimada. Ahora tampoco. A mí que nunca me han gustado mucho las navidades desde que era pequeña, ahora con más razón porque no es la primera vez que las pasamos camino del hospital. Parece que tenemos por costumbre enfermarnos en las fiestas.

24 comentarios:

  1. Vaya susto!
    Me alegro que tu hija esté mejor, espero que se recupere del todo pronto.

    Besos 😚

    ResponderEliminar
  2. Yo nunca he sido muy navideña, tampoco. Aunque no me ha pasado nunca algo así. Tiene que ser un momento horrible, sí. Lo bueno es que ya se encuentra mucho mejor. Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por venir a mi nuevo blog. No lo publico en el anterior para que no lo encuentre mi familia. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias a Dios ya ha pasado.
    Rezo para que tu hija quede sana del todo.
    Y qué bien que no te rindas para escribir ni para vivir.
    Hoy me entregaron una pila de exámenes que hacen todos los años en la salud y gracias a Dios se ven bien, aunque mañana veré al médico y y me dirá la verdad verdadera.
    Hay que cuidarse...tampoco de obsesión ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a Dios. Podía haberse matado. Un beso.

      Eliminar
  5. Siento mucho lo de tu hija, menudo susto. Cuando pasan ese tipo de cosas te das cuenta de que debes valorar lo que tienes, la salud de tus seres queridos, y disfrutar el momento. Porque en un instante puede cambiarte la vida.
    Gracias a Dios a quedado en susto, y espero que te haya servido para enfocar la vida con más alegría.
    Un beso
    (me ha sorprendido que abrieras otro blog!, llevas muchísimos ya)

    ResponderEliminar
  6. la saco barata tu hija
    y en momentos de desgracia uno saca fuerza de no sabe donde, y más si es por un hij@

    saludos!

    ResponderEliminar
  7. Siento lo sucedido, algo así deja huella profunda y de por vida. Ahora ir hacia adelante, siempre adelante, Susana.
    Antes sí me gustaban más las navidades, ahora cada vez hay menos gente a la mesa...
    Te sigo...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi no me gustan las fiestas multitudinarias. Un beso.

      Eliminar
  8. Me alegro que tu hija este mejor y que el susto aunque grande, solo fuera eso, porque gracias a Dios la tienes en casa recuperándose. Te deseo mucha suerte con el blog y que tenga un largo recorrido. Un abrazo Susana.

    ResponderEliminar
  9. Un susto de los gordos, menos mal que todo parece superado. Un sobrino mio estaba de acampada y sentado en una silla de camping, alguien le lanzó la botella de agua que pidió porque tenia sed, al querer cogerla se cayo de espalda y se partió en dos el riñón. Está bien con un riñón y dos mitades que no funcionan. Ánimo y me alegra que me hayas dejado el enlace. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
  10. YO también me alegro de leerte en tu nuevo blog.
    No me extraña, lo has tenido que pasar muy mal, un neumotórax se produce cuando entra aire en los pulmones, por traumatismos y rotura de costillas. Es bastante doloroso y te recomiendo reposo para tu hija. Lo importante es que ya está en casa. Tiene que curarse muy bien.
    Y ya somos dos que hemos pasado las Navidades en el hospital y en la UCI, mi yerno operado y luego la gripe.
    Un abrazo y te sigo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Susana, espero que tu hija ya esté recuperada. Las madres siempre sacamos fuerzas de donde sea para atender a la familia..

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un gran susto, pero con mucha suerte, alegrate y animos

    ResponderEliminar
  13. Sí. En el fondo tuvo suerte.nun beso.

    ResponderEliminar
  14. Menudo susto. La verdad es que ser madre es como ser una especie de heroina, ¿verdad? Una saca fuerzas de donde puede y más allá. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Heroína es una buena descripción. Un beso.

      Eliminar
  15. Me he quedado muerta, pobrecita, por Dios, menudo sustazo más grande te habrás llevado. Muchos besitos para todos

    ResponderEliminar