Google+ Followers

lunes, 6 de febrero de 2017

La pierna

Resulta que cuando mi hija mayor se cayó en la nieve sólo le dimos importancia a las costillas y el pulmón, pero también le molestaba una pierna. Ahora que ya está mejor de lo demás, la pierna está peor y casi no puede andar. Resulta que posiblemente tenga el ligamento cruzado roto o distendido. Ha ido ya a un médico que le mandó rehabilitación pero vamos a pedir una segunda opinión por si acaso. Así que esto es el nunca acabar, desde navidades hasta hoy seguimos con las secuelas del accidente de la montaña. Si la operan seguramente tendrá que hacer más rehabilitación y tardará todavía unos meses en recuperarse.

Mientras tanto, el coche nuevo lo tiene casi siempre ella porque no puede caminar. Yo lo cojo por las mañanas porque mientras mi hija trabaja de becaria en una empresa. El coche es pequeño y muy cómodo de conducir y me he acostumbrado a él muy rápido. Ahora sólo falta que mi hija pequeña también se decida a usarlo porque le da miedo el tráfico. En cuanto a mi hijo mayor, el diente roto se le está poniendo negro. Le han dicho que tienen que comprobar si sobrevive el diente antes de ponerle unas fundas definitivas.

18 comentarios:

  1. A ver, por partes haber si lo entendi, tu hija la pierna sera operacion, tu hijo funda, si o si, tu hija pequeña perdera el miedo al trafico, y tu te quedaras sin coche, si o si tambien ¿lo entendi?
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Demasiada información. Sí, lo has entendido. ;) Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, a ver si ya de una buena vez se mejoran las cosas, que ya toca... Besotes y ánimo!!

    ResponderEliminar
  4. Es que los accidentes traen mucha cola, Susana, y hay que armarse de mucha paciencia porque las cosas no salen de golpe a veces.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Te deseo que todo se vaya solucionando, hay que tener paciencia, son varias ocas a la vez. Poco a poco . Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Deseo que todo se solucione.
    Mis mejores deseos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Pues la pierna tiene que curarse y bien. Los ligamentos dan mucha lata y es largo, paciencia y voluntad, de todo se sale.
    Y a mi hija pequeña también le da miedo conducir, no sé qué le pasa pero hace tiempo que no lo hace. El miedo a conducir se llama amaxofobia y cada vez hay más casos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me temo. El carnet de conducir lo sacó a la primera. Un beso.

      Eliminar
  8. Hola Susana, uf, veo que se ha complicado todo un poco. Bueno, verás como poco a poco se va solucionando. Eso sí, en el caso de tu hija, que tenga mucha paciencia. El tema de los ligamentos no es malo, pero sí lento y recurrente. Un beso muy fuerte y ¡¡ánimo!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los ligamentos tardan mucho en curarse. Un beso.

      Eliminar
  9. En la vida nos pasan cosas muy serias y adversas. Es lo que podríamos decir que te viene la ley de Murphy. Pero que de todo se sale, Susana. Siento mucho por lo que estáis pasando. pero verás que pronto todo empezará a mejorar hasta normalizarse.
    Se aprende de todas estas cosas y nos pone a prueba. Paciencia, disciplina y muchos ánimo para tirar para adelante, haced una piña y verás que se hace todo más llevadero.
    Haces muy bien en contarnos lo que te sucede, alivia y recibes el calor de unos abrazos aunque sean virtuales, todos estamos contigo.
    Yo cuando padecí unas anginas de pecho y de propina un infarto, me armé de paciencia y junto a mi familia superé todo.
    Escribir aportas y nos aporta, y eso es muy positivo, ( lo digo por experiencia).
    Un manojo de fuertes abrazos y un beso para tu hija.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento lo de tu infarto. Hablarlo ayuda mucho. Un beso.

      Eliminar
  10. Vaya por Dios! Caída, pierna mala, diente... Lo siento! Espero que todo se vaya solucionando pronto.
    Un saludo

    ResponderEliminar