Google+ Followers

viernes, 3 de febrero de 2017

Mi gato

Tengo un gato negro de cinco años bastante grande. Parece una panterita. No es muy cariñoso. Realmente sólo se te acerca cuando él quiere mimos pero si te acercas tú se va. Es muy suyo. No se deja cortar las uñas, así que hay que tener cuidado con sus garras cuando juega. También le gusta mordisquearnos cariñosamente en general. Es nuestro bebé. En casa estamos todos locos por el gatito aunque no sea precisamente un peluche.

El problema es llevarlo al veterinario porque bufa como un tigre y el hombre le tiene miedo. De manera que tenemos que meterlo al pobre gato en una especie de jaula especial que se reduce de tamaño para que no pueda moverse mientras le vacunan. De hacerle revisiones, nada en absoluto. Así que me preocupa que un día se ponga malo porque no va a haber quien se atreva a tratarlo. Es nuestra pequeña fierecilla y le queremos.

14 comentarios:

  1. El veterinario le tiene miedo????!!! No, pues hay que buscar otro que no le tenga y así no tendrás problema cuando algo le suceda....si es que le suceda, no te preocupes por algo que no ha sucedido Susana.
    En todo caso, así como le ponen la vacuna, así mismo le ponen un tranquilizante y santo remedio, así lo pueden atender, como a los animales salvajes.... =)))

    Besos :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero no me gusta tener que dormirlo tantas veces. Un beso.

      Eliminar
  2. Si es que es imposible no quererlos... aunque a veces se porten fatal. Forlán y Munchkin no se portan mal en el veterinario pero a Luhay sólo podían cogerlo entre dos. Un solo veterinario no podía con él. Menudas fieras son a veces. Besotes!!

    ResponderEliminar
  3. Susana vivelo, difrutalo, y nunca pienses lo que no sabes, lo que puede suceder,pero ni del gato ni de nada ni nadie
    un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana, yo no tengo gatos, mis dos hijos son alérgicos. Pero mi amiga tiene dos, y uno de ellos, cada vez que voy a su casa, me da la bienvenida. Se pasea entre mis tobillos y me acerca la cabeza. Es muy cariñoso. Se que dicen que los gatos no lo son tanto como los perros, pero a mí me encanta el gato de mi amiga. Saludos :D

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo una gatita que rescaté de la calle para una noche, porque hacía mucho frío, y ya van doce años que vive conmigo.
    Es muy independiente, pero muy cariñosa.
    Se les quiere mucho.
    Me encantan los gatos negros.

    ResponderEliminar
  6. En casa hay todo un zoológico, así es que te entiendo. Ahora se agregaron una pata y un pato pequeños, ay, ya son unos mandones, gritan a todo pulmón si no se les da comida pronto.
    Esto de criar lo que sea es un cuento de mil páginas.
    Bien por tu gato, la libertad no se transa.

    ResponderEliminar
  7. Tuve una perrita muy linda que murió con 14 años en el 2015.

    Hacen mucha compañía. Y se les toma mucho cariño.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tuve un perro y le quería muchísimo. Un beso.

      Eliminar