Google+ Followers

miércoles, 8 de marzo de 2017

8 de Marzo

La verdad es que pensaba dejarlo pasar, pero yo no me siento representada por el día de la mujer. En primer lugar porque se refiere en origen a la mujer que trabaja fuera de casa y yo no lo hago. Por ese motivo me he sentido discriminada y me han criticado especialmente otras mujeres incluso dentro de mi familia. Estoy acostumbrada a que me consideren una mantenida. Todo por haber preferido quedarme en casa con mis hijos a contribuir económicamente a los gastos.

Las mujeres del mundo no necesitan más trabajo, que ya tienen bastante. Lo que necesitan es que les reconozcan sus derechos fundamentales porque la mayoría no cuentan nada ni en su país ni en su casa. Además trabajar fuera no creo que sea una liberación precisamente sino una nueva esclavitud, a no ser que, como las mujeres nórdicas, se cuente con la media jornada laboral y unos años de excedencia remunerada por hijo. Así sí que vale realmente la pena.

12 comentarios:

  1. Susana, estoy de acuerdo contigo tal y como lo enfocas. Nosotras lo que necesitamos es que se nos reconozcan nuestros derechos en igualdad. La opción para desempeñar bien nuestro trabajo es NUESTRA. Si has elegido ser una estupenda Ama de Casa. ¡Olé por tu menda! Eres tu propia jefa, disfrutas más tiempo de tus hijos, y te organizas a tu aire. Siempre habrá también un tiempo para tu pareja, por supuesto. Tienes todo el derecho del mundo en realizarte y organizar tu vida como desees, es absolutamente optativo. Lo importante es que con responsabilidad y eficacia lo hagas bien y punto. No te preocupes por quien no está dispuesto/a a no reconocerte tu libertad de opción, ya en eso te debe hacer reflexionar a quien tienes delante tuya...
    Enhorabuena por la entrada, que me gustó mucho.
    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  2. Mmmmmm no sé Susana, a mi me parece que es al revés, que las mujeres desde el trabajo de casa ayudan a la economía, lo que sí es que no se les reconocía ese trabajo....

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sigue sin reconocerse, me temo. un beso.

      Eliminar
  3. mi madre trabajaba afuera y al llegar a casa seguia trabajando
    apoyaba a la economia familiar, y las que se quedan en casa, postergando su desarrollo profesional, pienso que son mas esforzada y no dejan de trabajar ya que el cuidado de los hijos es un trabajo 24/7

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay quien piensa que no hacemos nada. un beso.

      Eliminar
  4. El trabajo dignifica y proporciona libertad, creo que fundamental para todas las personas y las mujeres necesitan ser independientes económicamente y capaces de decidir. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una opción. Yo prefiero mi casa. Un beso.

      Eliminar
  5. No se como decirte que tu no rabajas en la calle, ¿entonces la casa, marido, si tienes, hijos si tienes, eso no es trabajo?, ¿mantenida?,suma horas de trajo sin cobrar, y te ganas un sueldo, o sal trabajar y paga todo lo que haces, y se vera
    IGUALDAD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo un sueldo, el de mi marido que compartimos. Un beso.

      Eliminar
  6. Hola Susana. La primera mujer a la que felicité fue a mi madre. Trabaja como nadie, aunque no tenga nómina, pues el trabajo del hogar es un TRABAJO en mayúsculas, aunque no esté remunerado. De todas formas, yo tampoco siento este día como mío. Primero porque lo que tiene que haber es más igualdad, segundo, más realidad también. Tengo amigos que trabajan en casa mientras sus compañeras trabajan fuera, y a veces, cuando sale el tema del "ama de casa", uno en particular me dice que le parece injusto. Que él es también "amo de casa" y encima recibe burlas de otros amigos.
    Lo que quiero decir, es que la igualdad como tal no existe y los roles siguen estando marcados. El día que se cambie eso, podremos celebrar al fín el día de la mujer y el hombre. Sin más. Un beso preciosa. :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trata de una división del trabajo por tareas. Un beso.

      Eliminar