miércoles, 11 de diciembre de 2019

Greta Thunberg está zumbada

Aparte de que padece un trastorno compulsivo, parece ser que sus padres son ricos y no vive precisamente en una cabaña del bosque, sino en una mansión con todas las comodidades, sin contar con el teléfono móvil de última generación que lleva en el bolsillo. Mientras intenta convencernos de la emergencia climática, como antes era la gripe A y antes el efecto invernadero, si no recuerdo mal. Actúa como marioneta de poderes que buscan conseguir un gobierno mundial, con la  excusa de la fuerza mayor. Pero afortunadamente la naturaleza es muy terca.

Este otoño es el más típico que hemos tenido en años. El otro día en el cine nos pusieron una proclama sobre el cambio climático en la publicidad. Decía que en los últimos cincuenta años la temperatura había subido algo así como veinte grados. Precisamente yo tengo cincuenta y tres y puedo asegurar que mi ciudad nunca suben de cuarenta grados en verano ni bajan de menos cinco en invierno, así que tendrían que explicar dónde y cómo han cogido los datos. Pueden decir lo que quieran pero no van a convencernos de que el cielo es verde.

"Los científicos norteamericanos, a mediados de los años 70, pronosticaban que, por culpa de la contaminación del hombre y su irresponsable consumismo, sobrevendría una nueva edad de hielo en la que morirían mil millones de personas.
Y adjuntaban datos extraídos de los polos y fotografías de los satélites artificiales.
¿Le habrán informado de esto a Greta?". Alex Holgado Fernández

domingo, 8 de diciembre de 2019

El otro ojo

Debido a la proximidad de las fiestas navideñas me temo que a mi marido no le pueden operar del otro ojo hasta enero. Eso significa que va a estar tres meses de baja o bien tiene que volver a trabajar con un ojo arreglado y otro no. Resulta una faena tremenda. Pero en fin, que sólo sea eso. Yo estoy empezando a comprar grandes cantidades de dulces navideños, aunque tengo un problema porque yo no debería comerlos y es que estoy al límite de mi peso corporal. Lo que ocurre es que como soy terriblemente golosa, me los compro sin azúcar y me temo que eso no hace mucha diferencia.

Por lo demás, me hija viene a España en una semana para quedarse casi tres. La pequeña está pero no para con exámenes y trabajos la pobre. Y el chico todavía no sabe si sigue adelante con su oposición. Estoy un poco agobiada porque esta situación entre operaciones la verdad es que me pone muy tensa. Estoy deseando acabar ya con los médicos, las revisiones y sobre todo con las gotas, que son un engorro. Yo también tengo pendiente alguna prueba médica que no sé si me podré hacer porque estoy bastante molesta del estómago. Deseando ya que llegue febrero.

miércoles, 4 de diciembre de 2019

Descanso

Creo que voy a dejar de escribir unos días porque no estoy inspirada. A mi marido le han operado de cataratas y eso altera la rutina de la casa. Seguiré pasando por vuestros blogs. Besos.

lunes, 2 de diciembre de 2019

No se pueden exprimir manzanas

Cuando leo blogs sobre maternidad a veces me da la impresión de que intentan sacar de sus hijos más de lo que ellos pueden dar. No se dan cuenta de que un niño es un adulto a medio formar y hay zonas de su cerebro que aun no funcionan al cien por cien de su capacidad. Aparte de eso, su capacidad de olvidar sí que es inmensa. Yo he intentado muchas veces meterles alguna idea en la cabeza y al cabo de los años ves que de ese esfuerzo no queda ni rastro. Sin embargo, hay padres y madres que piensan que su hijo es un saco sin fondo de sabiduría.

Que esperen diez años y verán como el primero que aparezca en su camino tendrá mucha más influencia sobre ellos que sus padres. Llega la adolescencia y de nuevo tienes un libro en blanco y da igual que te asesores de los pies a la cabeza sobre el tema, porque cada niño es distinto y asimila las cosas a su manera.  Así que aquellos padres que están tan convencidos de tener todavía las riendas de su retoño, yo les diría que no se hagan ilusiones, que luego es peor. Que recen mucho si son creyentes y esperen que todo salga bien.

viernes, 29 de noviembre de 2019

Dentro de cien años, todos calvos

Otra de esas frases que solía decir mi madre, que olvidé en la recopilación. Una gran sabiduría desde luego. Porque tanto nos preocupamos ahora por el pelo y otras tonterías si dentro de un siglo ninguno vamos a tenerlo. A veces parece que todo es tan trascendental y pasadas dos generaciones, quién se acuerda de la bisabuela. Todo lo más puede que quede alguna baratija olvidada por un rincón. Cuando estuve en el mercadillo de antigüedades me daba lástima pensar que cada uno de esos objetos había sido importante en algún momento para alguien.

Para lo bueno y para lo malo, dará lo mismo ya si te recordaban con rencor o con nostalgia, porque algún día incluso aquellos no estarán tampoco. En el espacio de apenas cincuenta años cómo cambia ya la vida, aunque a veces nos parezca que fue ayer. Tanto tiempo poniéndose crema contra las arrugas y es una batalla perdida. Las arrugas aparecerán con suerte, porque la alternativa es peor, es estar muerto. Y las fotos que atesoramos con tanto interés ya no significarán nada para nadie y como mucho acabarán en el cajón del olvido.

miércoles, 27 de noviembre de 2019

En Alemania

Este último viaje que he hecho para visitar a mi hija ha sido bastante movido. Empezamos con un paseo por Heidelberg. Al día siguiente tratamos de ver un par de mercados navideños, con tan mala pata que justo empezaban al día siguiente. Encontramos uno que sólo tenía puestos de bebidas y comidas y nosotros buscábamos las típicas chucherías de la época. El domingo nos levantamos temprano para ir a una ciudad más lejana, Koblenz, donde debía haber un típico mercadillo navideño, pero resulta que ese día era festivo y estaba cerrado.

Así que aprovechamos para visitar la ciudad. Teníamos curiosidad pero la verdad es que en casa ya no hay sitio para poner más adornos y verlos hubiera sido muy tentador. Además, pudimos ver una tienda donde tienen todo de forma permanente. El tiempo no estuvo mal, frío pero sin viento ni lluvia, sobre todo el sábado. Caminamos mucho e hicimos muchos kilómetros. La comida estaba deliciosa. Lástima que mi hija estaba resfriada. Es la tercera vez que vamos a visitarla desde que trabaja allí. Ahora que tiene casa y novio me parece que serán muchas más.

lunes, 25 de noviembre de 2019

Crime doesn`t pay

Dicen que el crimen no compensa. No estoy segura, pero lo que está claro es que no renta ser una buena persona. Pasé veinte años aguantando impertinencias de alguien que ahora es un dechado de virtudes. Y otros diez sin darme cuenta de lo que pasaba delante de mis narices. De esos, cinco, cuidando de mis padres para que otros se llevara el mérito y buena parte del beneficio. No creo que den medallas por ser tonta y dejarse abusar. Tampoco creo que te abran las puertas del cielo. Más bien al contrario. Es como desperdiciar tus talentos.

Dice mi psicóloga que soy yo que me dejo tratar mal, tal vez porque pienso que ese sacrificio es lo único que tengo para ofrecer en la vida. Pero lo que esta claro es que la medalla de buena persona no me la voy a llevar yo. Ya la tienen asegurada aquellos que me han convertido en una amargada. Yo soy la villana de la película, la que siempre se queja de todo y nada le parece bien. Lo malo es que entre mis problemas físicos y psicológicos me temo que ya ni siquiera sirva para cuidar a los nietos, y eso es lo único que mantiene viva mi ilusión.

viernes, 22 de noviembre de 2019

De viaje

Me voy otra vez a Alemania a ver a mi hija, así que no publicaré ni visitaré otros blogs. Espero no pasar demasiado frío, como una vez que fui en febrero. Esta es la tercera vez que vamos a verla, aunque afortunadamente viene casi todos los meses. Hasta la vuelta.

martes, 19 de noviembre de 2019

La moda de la comida sana

Hace tiempo que nos decían que lo mejor es la dieta mediterránea, pero ya no es suficiente. Ahora resulta que para estar saludable tiene uno que incluir alimentos hasta ahora desconocidos como kombucha, kéfir, chucrut, kimchi, yogur bajo en azúcar y soja fermentada. Digo yo que si hemos sobrevivido miles de años sin comer esas cosas, no entiendo por qué ahora son tan imprescindibles. Estamos volviendo a la dieta del hombre paleolítico a base de hierbas y semillas. Ni hablar por supuesto sobre comer carne roja, leche, pescado o huevos.

Ahora resulta que somos rumiantes y nos alimentamos de verduras de hoja verde y si acaso algunos frutos del bosque. Sin olvidar el suplemento de probióticos y todos los minerales y vitaminas que se pierden en una dieta tan limitada. Y por supuesto que sean alimentos orgánicos, libres de fosfatos. A ver cómo se adivina eso. Lo que está claro es que son mucho más caros. Así que supongo que en adelante los ricos serán los únicos que podrán gozar de buena salud, eso eso a base de llevar una vida muy aburrida, sin los placeres de la buena mesa.

lunes, 18 de noviembre de 2019

Rota

Hace tiempo que le tuve que decir a una amiga que,cuando una amistad se rompe, es como un jarrón que se puede volver a pegar, pero se ven los trozos. Yo también me he roto ya demasiadas veces y siento que me faltan pedazos. me falta ilusión, alegría, y sobre todo, me falta toda la inocencia. Y siento que ya no tiene remedio porque las cicatrices siguen ahí. Cada desilusión, cada desencanto, cada nueva esperanza y cada fracaso. Siento que ya no soy la original sino una copia con tantas piezas de repuesto. Me recompongo pero no soy la misma.

No sé por qué desde pequeña me tocó muy pronto ver el lado oscuro de la vida.. A veces sola y otras veces habiendo deseado haber estado sola. Se han cruzado en mi camino demasiadas personas interesadas, no por mi sino por lo que yo podía ofrecer, dentro de mi insignificancia. Tambien demasiada gente que no hizo nada por entenderme y decidieron despreciarme. A estas alturas de la vida lo que más lamento son los tiempos muertos que perdí intentando cambiar la realidad. Esos años ya no volverán, por suerte y por desgracia.

viernes, 15 de noviembre de 2019

Nuestros viajes por el extranjero

Aquí sí que se me va a olvidar más de uno me temo. Empezamos por un viaje que hicimos de jóvenes desde Francia hasta Hamburgo, pasando por Suiza y Bélgica. Antes ya habíamos estado en Portugal y yo en Gran Bretaña, donde volvimos otra vez. Mi marido ha estado en Rusia y Turquía por motivos de trabajo. Juntos fuimos a Marruecos de viaje de novios y lo recorrimos de norte a sur. Además hemos estado varias veces en EE.UU., en California, Chicago, Miami y él en algún sitio más, como Washington. En Francia hemos visitado varias regiones.

Sobre lugares más exóticos, estuvimos en Polonia en una viaje y también en Estonia. Mi marido ha estado en Finlandia. Viajamos con mi hija por Dinamarca,  Suecia y Noruega. Ella ha estado en Lituania, Austria y Canadá, que yo recuerde ahora. Nos quedó pendiente un viaje a Viena y Praga, cuando enfermó mi padre. En Hungría también ha estado mi hija. Las dos pasaron un mes en Irlanda y la mayor también estuvo en Boston.  Hace poco ha viajado a Nueva Orleans. También hemos estado en Bosnia y Croacia. Y por supuesto en Holanda, que me lo había saltado. Y en Italia varias veces.

Me ha faltado Suiza y de mi hija Serbia, Eslovaquia y Bulgaria.

miércoles, 13 de noviembre de 2019

Nuestros viajes por España

Tengo una estantería donde voy colocando los típicos souvenirs que venden en las tiendas y pongo uno de cada lugar que visito. Creo que tengo ya casi toda España. Seguro de la costa Cantábrica: Galicia, Asturias, Cantabria y Navarra. En el País Vasco estuve muy pequeña. Luego tengo de Zaragoza y Teruel. Me falta Huesca. En Cataluña creo que he estado en todas partes pero no tengo recuerdo de Gerona ni de Lérida. De Castilla León: Zamora, Valladolid, Avila, Soria, Burgos, Palencia, Salamanca, Segovia y León creo que tengo todos.

De Castilla la Mancha: Toledo, Ciudad Real, Cuencia, Albacete y Guadalajara. También tengo uno de cada sitio. En cuanto a las islas, uno de Mallorca y otro de Tenerife. De Ceuta no tengo aunque estuve allí. De Murcia y la Rioja sí tengo. Tengo de Valencia, Alicante y Castellón. Y  en cuanto a Andalucía, creo que he pasado por todas las provincias en algún momento pero sólo tengo recuerdo de Sevilla, Málaga, Granada, Huelva  y Córdoba. Me faltan Jaén y Cádiz. Así que tengo pendiente Huesca por visitar y otros de conseguir souvenir porque no lo tengo.

lunes, 11 de noviembre de 2019

Realities y deportes de riesgo

Yo debo ser una española muy rara, pero los programas de éxito de televisión no me gustan nada. Pero es que ni los de cocina, ni los de cantantes ni los de personajes. Lo único que veo con gusto son algunos concursos. A veces pienso que me falta algo. Me gustaría ser más normal y no ponerme de los nervios con las sobre actuaciones de los protagonistas de estos espacios. Y sobre todo no soporto que maltraten a los concursantes. No me explico cómo soportan que les humillen y les hagan llorar delante de todos sus conocidos y sus seres queridos.

Supongo que es un afán de protagonismo a cualquier precio. Como yo siempre he querido pasar desapercibida, no me explico ese interés. Pero también hay gente que le gustan las emociones fuertes, las atracciones de riesgo de los parques temáticos o incluso de la vida real. Así que me imagino que hay ciertas lagunas en mi forma de ser y soy yo la extraña. Los índices de audiencia hablan por si solos y son mayoría aplastante los que se interesan por esa clase de programas o actividades. Los que no queremos ni protagonismo ni emociones fuertes debemos ser los menos.

jueves, 7 de noviembre de 2019

Día internacional del empleo doméstico

El seis de noviembre resulta que es ese día y no lo sabía hasta ahora porque no es famoso como tantos otros dedicados a las mujeres trabajadoras. Y es que el trabajo de la casa no se considera como tal ni por las propias personas que los realizan, a no ser, claro, que les paguen por ello. Pero lavar, planchas, cocinar, hacer la compra, limpiar, etc., sigue siendo trabajo aunque no se cobre un sueldo. Por eso cuando dicen que a las mujeres antes no se les permitía trabajar, yo me quedo asombrada, Antes trabajaban mucho más que nosotras.

Porque no tenían lavadoras ni lavaplatos, ni pañales desechables. La verdad es que lo increíble es que pudieran con todo. Y naturalmente incluyo a los hombres que también se dedican a estas labores, a menudo aparte de su trabajo habitual, y de los que nadie se acuerda. Lo malo de celebrar días internacionales es que unos se llevan toda la gloria y otros los ponen por rellenar. Este debería ser uno de los famosos, pero muchas mujeres, trabajadoras o no, resulta que se avergüenzan de hacer el único trabajo que es realmente imprescindible.

miércoles, 6 de noviembre de 2019

Terminator. La película

El otro día estuve en el cine viendo este nuevo episodio del clásico y me gustó. Es amena, entretenida y no demasiado escabrosa. Lo que no me convenció tanto fue que hubiera nada menos que tres mujeres protagonistas junto con el hombre. Esta obsesión por querer poner a las mujeres como fuertes y poderosas creo que sólo puede traer problemas. Para empezar, dudo que pudieran sujetar y manejar ese tipo de armas. Además, cualquier mujer no entrenada es incapaz de defenderse de esa manera contra un grupo de hombres.

Diríamos que es evidente, pero me temo que los adolescentes son muy vulnerables y algunas ya van por ahí creyéndose invencibles. Deberían poner el cartel de: no intente hacer eso por su cuenta. Imágenes rodadas por especialistas. Todo por esa obsesión de mostrar que las mujeres pueden ser tan capaces como los hombres, no dudo que en muchas profesiones, desde medicina a abogacía. Pero sin embargo en temas de fuerza física seguimos teniendo un handicap. Por eso las marcas de las deportistas no valen tanto como las de ellos. Es cuestión de naturaleza.

martes, 5 de noviembre de 2019

Vuelve el comunismo

Aunque el comunismo en su lado más siniestro esté renaciendo en América Latina, no podemos más que rezar. Supongo que es el signo de los tiempos y no hay nada que podamos hacer para evitarlo. Si el mal ejemplo permanente de países como Cuba y Nicaragua no sirve de revulsivo para que eviten esa tentación. Ya qué nos queda?. Ver como caen uno tras otro en la tentación socialista que les llevará a la miseria y la desgracia. Quién nos lo iba a decir a aquellos que vimos caer con tanto alivio el muro de Berlín y pensamos que lo peor había pasado.

Pero la historia es cíclica. Y estoy convencida de que hay algo más que humano influyendo en que no haya manera nunca de solucionar los problemas. Porque si sólo se tratara de voluntad, todos saldríamos adelante, pero hay un viento negativo que nos empuja siempre en la otra dirección. Existe el mal y actúa a través de poderes tácticos no conocidos por la mayoría y que sólo buscan su propio beneficio; a costa de lo que sea, de las familias, de quien sea, de las almas que se pierden. Y en esas redes todos podemos caer en un momento u otro.

lunes, 4 de noviembre de 2019

Agotada

Agotada de nadar a contracorriente. Desde niña me daba cuenta de que las cosas no eran como parecían e intentaba cambiarlas sin ningún resultado. Por eso estaba siempre en el punto de mira de aquellos que tienen intereses personales en todo. Crecí y seguí sintiéndome un bicho raro, en el colegio, en mi familia, en la sociedad. Empecé a escribir como un mecanismo de defensa y ya a los diez años mi cuarto rebosaba de papeles con reflexiones varias. Los libros formaban parte insustituible de mi vida. Sin ellos no sé qué hubiera hecho.

Me sumergía en otros mundos. Me hacía la protagonista de mil aventuras sin bajarme del sofá. Así pude soportar mi difícil adolescencia. Más tarde aprendí a convivir con mis contradicciones, a aceptar las normas sociales e intentar adaptarme. Aunque nunca llegúe a conseguirlo. Siempre había algo o alguien en mi camino evitando que la cosa funcionara. Siempre había un muro frente a aquello que estaba dispuesta a consentir o soportar. Y así he llegado hasta hoy, agotada de luchar contra la corriente y esperando que algún día me arrastre.

jueves, 31 de octubre de 2019

Una proclama

La felicidad es hacer lo que quieres, desear lo que haces y no soñar tu vida sino vivir tu sueño.
Esta frase la encontré el otro día en un bar y me pareció muy apropiada. Hacer lo que quieres, dentro de lo que cabe. Ahí entra la segunda parte, desear lo que haces. Eso es muy importante porque a veces no puedes elegir y sólo te queda disfrutar de tus circunstancias intentando ver el lado bueno. Y no soñar con una vida sino intentar cumplir tus sueños, aunque es esencial intentar mantener el equilibrio entre la realidad y el ideal.

En otras palabras, hay que saber adaptarse a las circunstancias. No conformarse con lo que se tiene y no aspirar a lo imposible. Mucha gente se ve por la calle amargada porque tal vez no tienen el trabajo que querían, pero al menos tienen trabajo. Otros en cambio se les ve que disfrutan con las labores más sencillas. Ahí está la diferencia, en la satisfacción del deber cumplido. No es que haya que renunciar a los objetivos, pero es bueno saber lo que realmente te conviene. Porque a veces lo que deseas no es lo que necesitas.

miércoles, 30 de octubre de 2019

Blogs

Ya lo he dicho otras veces pero, qué difícil es encontrar blogs interesantes, mejorando lo presente. Me paso horas navegando por la red buscando algo que me diga algo y a veces, como hoy, es inútil. Muchos blogs están desactualizados, algunos no tienen más que el nombre. Cientos de ellos hablan de libros o cocina, y sólo unos poquitos cuentan algo un poco más personal. De los cuales, muchos están en verso, y yo lo siento pero ese lenguaje no me llega como la prosa y además no sé qué comentar. Supongo que me falta el don para entender ese arte.

Luego están los afortunados que han conseguido hacer de su página un negocio. Yo lo intenté hace tiempo pero no me funcionó. De todas maneras no creo que me hubiera gustado convertirme en anunciante de cosas que a menudo no has probado o ni siquiera te gustan. Aun así, admito que admiro profundamente a los que ganan dinero con internet. Para mí es un misterio irresoluble. Afortunadamente tengo una lista de más de sesenta blogs para saciar mi ansia de conocimiento. Espero mantenerlos por mucho tiempo.