martes, 25 de junio de 2019

37. Defenderse como gato panza arriba

Cómo ya sabéis en casa tenemos un gatito al que queremos muchísimo. Así que os puedo asegurar que un gato se defiende de pie, no tumbado. Cuando un gato te muestra la tripa es una señal de confianza porque es su parte más vulnerable. Eso sí, si le mimas no puede evitar echarte las zarpas como movimiento instintivo de defensa. Por eso los dueños de gatos siempre vamos con arañazos.  Volviendo al dicho defenderse de ese modo viene a ser como sentirse acorralado y sacar todas las armas disponibles. Sucede cuando te sientes atacado por varios flancos.

Cuando entré en este mundo de los blogs, hace ya más de trece años, era todavía muy inocente, pero enseguida tuve que aprender a defenderme como gato panza arriba. Especialmente cuando tocaba los temas de la ideología de género, que ya ha sido tan aceptada en nuestra sociedad. Empecé por el aborto, negando el derecho de la madre de matar a su hijo; seguí con la homosexualidad, negando su normalidad y el derecho de adoptar niños. Finalmente, surgieron multitud de temas controvertidos lo cual me convirtió en blanco fácil; pero afortunadamente lo peor de esa etapa ya pasó. Ahora al menos he encontrado interlocutores que saben debatir con respeto.

lunes, 24 de junio de 2019

36. Decir algo por activa y por pasiva

Este dicho me gusta porque he estudiado gramática en varios idiomas. Se trata de decir algo de todas las maneras posibles. La expresión es más bien: te lo he dicho ya por activa y por pasiva, y es muy típico de los padres a los hijos. Por ejemplo cuando les pides que recojan el cuarto o que vuelvan a una hora fija. Afortunadamente llega un momento en que ya no hace falta que se lo digas, porque o bien ya te hacen caso o bien no te lo van a hacer nunca, porque ya son mayores para decidir. Es un descanso no tener que ejercer más de madre sargento.

Sin embargo, eso no significa que no tengas que seguir dando tu opinión aunque les moleste. Es deber de madre especialmente seguir tutelando a tus hijos toda la vida. Sin pasarse. Como siempre digo en un término medio, pero que sepan lo que piensas. Y si les molesta que se lo digas, pues te toca cargar con el papel de mala de la película, pero así es el cargo de madre, vitalicio y sin descanso. Por activa y por pasiva también implica directamente y de forma más indirecta, es decir con más mano izquierda, insinuando las cosas más que decirlas.

domingo, 23 de junio de 2019

Sobre la ideología de género

El homosexual no nace, se hace



https://www.facebook.com/781762595263715/videos/1294073010752204/

viernes, 21 de junio de 2019

35. De perdidos al río

Parece ser que viene de una estrategia militar para acorralar al enemigo contra el río. El sentido que ha cogido con el tiempo es de Alea jacta est, es decir, que una vez empezada la acción no queda más remedio que continuarla. Se dice para situaciones difíciles de las que no puedes escapar. Recuerdo que algo así pensaba yo cuando estaba ya de parto de mis tres hijos y quería salir corriendo; pero, qué sentido tenía, si iba a dar a luz igual. Mi primer parto fue una carnicería que duró más de veinticuatro horas y sin epidural, porque entonces no la cubría el seguro.

El segundo fue demasiado rápido, porque la matrona se tenía que ir y me puso la oxitocina a toda velocidad. En tres horas estaba fuera, pero a qué precio. La anestesia se me fue para un lado del cuerpo. El tercer parto no se lo esperaba nadie porque el médico pensaba que me faltaba un mes, por pura cabezonería suya. Así que me mandaron a dormir con un calmante y cuando me desperté ya había dilatado. Sin embargo el parto fue largo porque venía mal colocada, pero todo bien gracias a Dios, que es lo más importante.

jueves, 20 de junio de 2019

A mis cincuenta y un seguidores

Ya sé que no son muchos, no son para Echar las campanas al vuelo, pero teniendo en cuenta que es mi octavo blog oficial, no cuento los seguidores de los blogs anteriores. A mí me hace mucha ilusión. Desde que empezó junio ha bajado el número de visitas. Me imagino que algunos se van a la piscina, aunque allí también se pueden conectar. Yo en cambio cuando salgo de casa estoy desconectada porque no tengo internet en el móvil. Prefiero separar mis dos vidas lo más posible. Sólo a veces me llevo la tablet el fin de semana.

Por eso los sábados no suelo comentar ni publicar comentarios ni responderlos. Estoy en la casa del pueblo y allí todo es naturaleza, plantas y animales. Necesito desengancharme del mundo de internet al menos un día a la semana. Llevo varios meses publicando post escritos una semana antes y hoy me apetecía entrar en directo, para agradeceros vuestra presencia, los 51 seguidores y los comentarios. Espero que nos sigamos leyendo mucho tiempo todavía. Un blog sin lectores no es más que un diario personal guardado en una caja.

miércoles, 19 de junio de 2019

34. Dar palos de ciego

Es una imagen muy clara de alguien que camina a tientas como un ciego con su bastón. Hay muchas veces en la vida en que vamos a tientas o nos encontramos perdidos Como un pulpo en un garaje. Eso me recuerda principalmente cuando era madre primeriza. Además estaba casi siempre sola en casa sin ayuda de nadie y mi hijo mayor lloraba todo el día, porque tenía cólicos. Por otra parte, yo no me había recuperado del parto, ya que tenía hematoma y muchos puntos a medio cicatrizar. Además de la anemia y el agotamiento. Así que al cansancio se unía la incertidumbre de si lo estaba haciendo bien.

Se puede decir también que actué A ojo de buen cubero, como se decía de las personas que hacían las cubas según su propio saber. O a ojímetro. De manera que todavía me siento culpable, porque no contenta con eso a los dos años tuve una niña. Me junté con dos pequeños que aún no eran capaces de razonar. Afortunadamente al poco tiempo ya jugaban juntos, así que repetí y tuve otra niña a los tres años. Pero ya para entonces estaba Curada de espantos. Al menos ya sabía que hacer con las rabietas, la fiebre alta, la tos, la alimentación y demás preocupaciones habituales, y  ahora  ya no me arrepiento.

martes, 18 de junio de 2019

33. Dar el brazo a torcer

Significa ceder aunque se suele utilizar en sentido negativo. Yo no suelo dar mi brazo a torcer porque soy bastante terca. Para que cambie de opinión en algo necesito que me lo demuestren de todas las maneras posibles. Hasta que no estoy personalmente convencida no cedo en absoluto. Claro que siempre hay excepciones porque con los hijos por ejemplo, a mí me enseñaron que cada cual debe cometer sus propios errores; así que aunque dé mi opinión siempre he dejado que elijan su camino. No soy una madre nada intrusiva y mi madre tampoco lo era. Tal vez nos hubiera ido mejor así.

Yo creo que ser firme de carácter es una cualidad de las que se apreciaban antiguamente, como el pundonor, la dignidad, honra, orgullo y decoro. Ahora se valora mucho más ser flexible y adaptarse a las circunstancias. El problema es que con tanta mutación acabes por no saber ni quien eres, ni lo que quieres, ni de dónde vienes o a dónde vas. Es un signo de nuestros tiempos. Y es que yo suelo decir que hay puertas que no se pueden abrir, ni una rendija, porque una vez que la abres ya no sabes si se volverá a cerrar. Pasó con el aborto, con la eutanasia y tantas otras cosas.


lunes, 17 de junio de 2019

32. Da igual ocho que ochenta

Este dicho tiene mucho fondo porque es cierto que, al pasar cierto límite, todo da igual. Por ejemplo, quien roba ocho veces, ya puede robar ochenta, o mentir, o incluso matar en una guerra, pasados los ocho primeros uno más o uno menos no cuenta. Eso lo hemos visto tristemente en España al derogar la doctrina Parot porque resulta que cuesta lo mismo un asesinato que varios, e igualmente una violación que varias, porque no se suman las condenas. Es uno de los casos de injusticia más evidente que se conocen en la historia moderna.

En temas más leves, después de engordar ocho kilos ya te da igual llegar a ochenta. Yo conocía a una mujer que lo hizo, claro que tenía un problema endocrino. Antes nos conformábamos con ir al pueblo a ocho kilómetros y ahora queremos ochenta o mejor ochocientos. Por no hablar de los que se empeñan en subir los ochomiles que son las montañas más altas del mundo, para luego acabar en un porcentaje muy alto sin conseguirlo porque mueren en el intento; y no les valía un monte cualquiera. Es que hemos perdido la proporción y la medida de las cosas.

domingo, 16 de junio de 2019

Historia de dos ciudades y Un drama en Livonia

Este mes pasado he leído los dos libros de Dickens y Verne respectivamente, con tan mala suerte, que al leerlos seguidos no he podido evitar ver que los argumentos son demasiado parecidos para ser casualidad. Digamos que uno pasa en París y otro en una república báltica. Ambos justo antes de la revolución francesa y la rusa, y muestran la pobreza e injusticia que existía en esos momentos, aunque luego fuera Peor el remedio que la enfermedad. Ambas las protagonizan padres viudos con una sola hija prometida a un joven inocente que está en prisión.

En historia de dos ciudades, acaban acusando también al padre falsamente y el hijo digamos que se libra por poco. En un drama en Livornia, la acusación posterior contra el padre acaba mal. Son dos novelas muy entretenidas, con un lenguaje similar y vistas por separado tienen más valor. Lo malo ha sido el leerlas una a continuación de la otra porque parecía leer lo mismo dos veces. Bueno, supongo que Verne se inspiró en Dickens tal vez sin intención. Dejemos El beneficio de la duda.

viernes, 14 de junio de 2019

31. Cuando seas padre comerás huevos

Ahora se consideraría un dicho machista, pero es que entonces sólo los hombres trabajaban y tenían que mantener familias numerosas con su esfuerzo. Normal, que las mejores proteínas se reservaran para ellos en épocas de hambruna. Luego el dicho derivó en las cosas que podrías hacer cuando fueras adulto, aunque la verdad es que mi padre siempre reivindicaba una plaza de hijo en la familia. Decía que nosotros sólo teníamos derechos sin obligaciones y que vivíamos mucho mejor que él; así que la visión de cada cual sigue siendo relativa.

Pero lo que siempre te hace ser padre es intolerante. Desde el momento en que tu hijo se quiere comer una jugosa porquería del suelo y tú le dices: no, caca, ya no hay manga ancha ni flower power que valgan. Claro está que siempre están los progenitores que se niegan a madurar y al final son sus hijos los que les llaman la atención por seguir enarbolando banderas que hace tiempo deberían estar en naztalina. Cuando te pones el uniforme de padre da igual lo que hayas hecho antes o dejado de hacer; entras en una nueva categoría de dignidad manifiesta.

jueves, 13 de junio de 2019

30. Cuando las ranas críen pelo

Éste es muy gracioso. Es tanto como decir nunca, pero cuando yo era pequeña no lo sabía y, siendo las ranas bichos tan raros, realmente pensaba que algún día llegarían a criar pelo. Así que lo tomaba como Algún día. Es un dicho un poco irónico y ya se sabe que a mí el lenguaje de doble sentido me encantan. Antes lo utilizaba mucho más porque era un poco sarcástica incluso. Ahora se me nota ya la edad. La verdad es que las madres a veces decimos nunca cuando queremos decir Ya veremos, y con el tiempo y los años esas negaciones se acaban haciendo positivas.

En eso tenemos mucha ventaja los hermanos pequeños, especialmente los de antes que éramos cinco o seis. Los primeros abrían camino y se llevaban todas las prohibiciones y, más tarde los padres iban claudicando; de manera que cuando yo llegué ya no se escandalizaban de nada. Por eso, ahora también mi hija mayor me dice que a la pequeña no le hago las advertencias que le hacía a ella, pero es que eso también tiene que ver con la personalidad de cada uno y, en este caso algunas no me han hecho ninguna falta, por estar los pequeños también más escarmentados en piel ajena.

miércoles, 12 de junio de 2019

29. Como si no hubiera un mañana

Eso es lo de vivir rápido, morir joven y dejar un bonito cadáver. Un absurdo. Se nota mucho en la carretera porque hay gente que conduce como si no hubiera un mañana, o por lo menos como si ellos no quisieran estar en él. Y no son unos pocos, yo diría que a ciertas horas son la mayoría. Pasa temprano cuando llegan al trabajo con la hora justa (no vayan a regalar dos minutos a la empresa), y pasa a la salida (por el mismo motivo) y porque supongo que no algunos no han comido todavía o tienen que recoger a los niños en el colegio. Vamos, que no saben organizarse mejor.

Eso no es vida, nunca mejor dicho, porque vivir estresado todos los días no compensa y además es malo para la salud. A veces da miedo literalmente salir a la calle porque te vienen los coches lanzados en tramos de cincuenta por hora a más de setenta, se salta los ceda el paso y se te pegan detrás. Y no te pasan por encima porque no pueden. Yo me pregunto cómo se puede ser tan irresponsable, porque en la carretera no hay sólo coches, que ya es bastante; también hay transeuntes y niños que salen del colegio y un incidente así sí que puede arruinarte la vida como si de verdad mejor no hubiera ya un mañana.

domingo, 9 de junio de 2019

28. Como quien no quiere la cosa

Es hacer algo con disimulo, como si no te importara demasiado, aunque sí lo haga. También sirve para influenciar a la gente sin que se note. Se trata de una actitud más bien femenina, ya que los hombres suelen ser más directos. Me temo también que lo utilizan también mucho las madres sin escrúpulos, como cuando dicen: cuidado con las chicas que son todos iguales, como quien no quiere la cosa. No digo que la intención no sea buena pero no está bien utilizar la coacción psicológica, especialmente si lo que quieres es conseguir un beneficio personal.

Me temo que una madre o un padre tiene una posición de poder que muchas veces no merecen o no saben manejar. Por eso en los pleitos de custodia tras una separación es tan complicado saber hasta qué punto los hijos no han sido influenciados por uno o por el otro. Esta manipulación se puede dar ya incluso desde la cuna porque hay mujeres que no dejan que sus parejas se acerquen a los niños. Es el conocido complejo de edipo y electra. Yo pienso que la homosexualidad es consecuencia directa de esta clase de situaciones, al menos en muchos de los casos.

jueves, 6 de junio de 2019

Rocket man, la película

Ayer estuve en el cine viendo esta película y me encantó. Pienso que Elton John es un músico impresionante, el Mozart del siglo veinte. Sin embargo hay cosas que no me gustan de su vida, así que fui a la película un poco preocupada sobre cómo se iba a afrontar su historia. Me gustó porque no hace en ningún momento una loa de la homosexualidad. Más bien al contrario, explica exactamente por qué se hizo gay Elton John, debido a un padre muy frío y una madre digamos demasiado alegre, e influído por las personas que conoció en ambientes nocturnos, que llegaron incluso a aprovecharse de él fingiendo sentimientos que no tenían.

Además, como esa clase de vida iba unida indisolublemente con el alcohol, las drogas y la promiscuidad, no le hacía en absoluto feliz, de manera que intentó suicidarse al menos un par de veces. El sólo deseaba ser normal y por eso incluso se casó con una mujer aunque ya no funcionó. Las canciones, qué voy a decir, son una maravilla y las puestas en escena. Al final se muestra a Elton John feliz con su nuevo marido y dos hijos; pero digamos que con tanto dinero y fama también otros como Briattore han encontrado quien les quiera. Aunque que conste que me alegro mucho por él. Se lo merece. Lo siento por los niños que necesitan una madre.

No os perdáis la película aunque sólo sea por la música.


martes, 4 de junio de 2019

27. Colgarle a alguien el Sambenito

Se ve que a San Benito le culparon de algo que no había hecho. Así que colgarle a alguien el Sambenito significa usarlo de muñeco de paja para culparle de algo falso. También puede ser darle una imagen distinta de la realidad. Por ejemplo, a alguien le pueden colgar el de beato, cuando en realidad es una persona poco religiosa. Depende de la imagen que dés a tu alrededor. A mí esa definición me la han aplicado varias veces, en cuanto difieres un poco de la ideología generalizada. También es muy típico decir de alguien que es extrema derecha, pero nunca se dice de extrema izquierda, como si lo último fuera positivo.

Realmente, creo que con los años lo del Sambenito empieza a darte un poco igual, qué remedio. Total, si alguien tiene ya esa imagen de ti la va a seguir teniendo hagas lo que hagas. Y si ya ha conseguido que los demás piensen lo mismo, entonces estás perdido porque el Sambenito es de por vida. Puede que lleves treinta años llevando una vida impecable pero alguien se empeñe en considerarte un irresponsable. Son la clase de personas que te colocan un letrero y no hay manera de que cambien de opinión. Claro que esa tipo de gente no vale la pena.


lunes, 3 de junio de 2019

26. Cargar con el mochuelo

No sé por qué salen tanto los mochuelos en los refranes. Cargar con el mochuelo es quedarse con la culpa de algo que no se ha hecho. Viene a ser como Ser el hombre de paja. En eso los padres y madres somos especialistas porque ya se sabe que los hijos acaban echándote la culpa de todos sus errores, como nosotros también hicimos con nuestros padres. Es curioso porque hagas lo que hagas y digas lo que digas, o aunque incluso no digas nada, acabarás cargando con el mochuelo. La responsabilidad siempre la tienes por acción o por omisión.

Por más que uno se esfuerce es imposible no hacer algo mal en la crianza de los niños, o falta de apego o demasiado apego, o falta de control o demasiado control, o ambas cosas sucesivamente. Incluso criando a tres hijos juntos e igual cada uno te reprochará algo diferente, y por supuesto cada uno tomará su propio camino distinto al de los demás. Naturalmente, hay que seguir intentando hacerlo bien pero sin obsesionarse, porque ya digo que es imposible acertar con todo. Afortunadamente siempre hay un madre o padre para cargar con el mochuelo.

sábado, 1 de junio de 2019

Evangelizar

"NO HAY QUE HACER AMIGOS, HAY QUE EVANGELIZAR
Por Alex Holgado Fernández
Una y mil veces me propongo callar, no responder. Pero no siempre lo consigo: algunos nos toman por imbéciles.
San Francisco de Sales decía que más se conseguía con una gota de miel que con un tonel de hiel. ¿Quién puede discutirlo? Es obvio que, para ganarse la confianza de alguien, un gesto de cariño es clave.
Pero no se trata de hacer amigos, sino de facilitar la conversión.
Y es que la nueva iglesia está difundiendo como mantra indiscutible que, si quieres evangelizar, debes sonreír. Tal cual. No se puede ser pepinillo ni tener cara de cementerio. Eso vende mal.
Eso estamos haciendo, por lo visto: vender. Márketing, empatía, mandando buenas vibras. Prohibido prohibir. Y así nos va.
¿Nos hemos vuelto tontos o qué nos pasa? ¿Acaso acercaba mal a Dios Juan el Bautista, con sus palabras amenazantes y expresiones terribles? ¿Se equivocaba de táctica San Pablo diciéndole a Agripa que no podía mantener esa relación con Berenice? ¿Era un desastre evangelizando San Vicente Ferrer, que citaba permanentemente el infierno en sus predicaciones multitudinarias? ¿Nos creeremos que San Juan María Vianney, el Cura de Ars, hizo mal en regañar a su feligresía, en ir a boicotear los bailes y cerrar las cantinas?
La lista es interminable y podríamos incluir en ella al Maestro, a Nuestro Señor Jesucristo, a quien sus apóstoles y discípulos tenían un temor reverencial. "¿Hasta cuándo tendré que soportaros?" (Mt 17,17), les espeta en una de esas regañinas.

¿De dónde sale entonces esta moderna consigna de la permanente sonrisa y el algodón de azúcar? Sin duda, del mundo, que en lugar de buscar y vivir en verdad, propone esa aparente alegría bobalicona, falsa y podrida.
Porque el mundo no quiere que le sermonees. Detesta que le digas que hay un camino bueno y otro malo. Odia a quien viene con la verdad -que es la mayor de las caridades- y abraza a quien empatiza.
A menudo, las verdaderas conversiones empiezan con un shock, con una sacudida de alguien que no nos dice o no hace lo esperable, que no busca ser aceptable. Porque la conversión -que es obra de Dios, no nuestra- nada tiene que ver con las categorías humanas, y mucho menos aún con los sentimientos.
Y ésta es la pregunta: ¿estamos los católicos para confraternizar o para ser testimonio de la verdad? La Iglesia no está para escuchar, sino para evangelizar, para convertir. No estamos para compartir sólo unas risas. Estamos para atravesar el alma con la espada de doble filo de la Palabra y para despertar con la Vida de un Crucificado, escándalo y necedad en nuestro tiempo.
Estamos para que el vértigo de reconocer a Dios nos remueva y duela hasta los tuétanos.
Las sonrisitas quedan para los tontos."

Con el hacha de Elías

viernes, 31 de mayo de 2019

25. Cantarle a alguien las cuarenta

Este dicho a quien me recuerda es a mi abuelo materno que vivía en casa y, cuando todavía estaba en condiciones, le gustaba mucho jugar a las cartas, especialmente al tute. Se cantaban las cuarenta cuando tenías las cartas del triunfo, si no recuerdo mal. Ahora siento no haber jugado más con él. Cantarle a alguien las cuarenta significa decirle Cuatro cosas, es decirle las verdades que has estado tiempo guardando para tí. No me gusta tener que llegar a ese extremo pero a veces no queda mas remedio que cantar las cuarenta.

Como digo mi casa era un nido de refranes y expresiones castizas. Recuerdo que mi madre decía mucho que Están cayendo chuzos de punta. Ahora me he enterado de que los chuzos eran unos bastones que llevaban los serenos, a los cuales yo llegué a conocer de pequeña. Naturalmente se refiere a que llueve mucho, A cántaros. Pero yo por entonces pensaba que mi madre se inventaba algunas de esas expresiones al ser tan graciosas, como No viene ni quisqui.. O a Troche y moche, que es de cualquier manera. O a Pies juntillas, que es literalmente. Yo las sigo utilizando cada día.

jueves, 30 de mayo de 2019

24. Caérsele a uno el mundo encima

De eso sé yo mucho. La depresión es así. Un día no quieres salir de la cama y nada de lo que te atraía te agrada. Es la enfermedad del vacío absoluto. A veces se quita, a veces se queda más bien agazapada esperando una debilidad. Yo llevo con el tratamiento ya más de diez años, así que se ha convertido en parte de mi vida. La verdad es que nunca fui una persona muy animosa, pero dadas las circunstancias lo llevaba bastante bien porque me encerraba en mi propio mundo de libros. Lo malo fue cuando tuve que salir de allí y enfrentarme a la realidad.

Se me ha caído el mundo encima varias veces pero me he hecho muy resistente. Tuve que hacerlo primero por mis hijos y luego por mí misma. De la pequeña inocente queda ya muy poco. Apenas la que se enternece viendo cachorrillos. Si me hubieran dicho lo que tendría que pasar, hubiera contestado: que paren el mundo que me bajo, que es otra expresión que me gusta mucho. Pero como nadie me advirtió aguanté hasta que no pude más y tuve que pedir ayuda a la química y la psicología. Y también a este blog que me ha servido de terapia muy efectiva.
Pero como también se dice Camarón que se duerme se lo lleva la corriente, así que hay que seguir adelante.

miércoles, 29 de mayo de 2019

23. Caerse del guindo

Se dice cuando alguien descubre algo por sorpresa, que era evidente para el resto. Yo de pequeña solía decir Del limbo, cosa que tenía su lógica ya que allí van los bebés inocentes según la religión. Sin embargo es del guindo, refiriéndose a que vas a buscar algo rico y sabroso y luego descubres que no es para tanto. Se aplica por ejemplo a quien descubre que su pareja le engaña o algún amigo está abusando de su confianza. También a los que creen en algo que resulta ser falso, cosa muy habitual. Chesterton dijo que el hombre que deja de creer en Dios, cree en cualquier cosa.

Cuando pasó lo del 15M yo dije que eran comunistas y ahora que está claro, algunos se han caído del guindo y otros siguen empeñados en agarrarse como sea.  Cuando dije que Operación Triunfo era una fábrica de cantantes en sobre, como la sopa, me dijeron que no y ahora muchos lo dicen. También recuerdo que una vez contaba cómo irse al otro lado del charco a un resort era lo mismo que Alicante pero con el doble de calor, humedad y bichos. Pero la gente sigue empeñada en ir. Supongo que cada cual tiene derecho a caerse de su propio guindo.

martes, 28 de mayo de 2019

22. Cada mochuelo a su olivo

También se dice Cada uno en su casa y Dios en la de todos. Viene a significar que cada uno se ocupe de sus propios asuntos, cosa que es un buen consejo. Pero luego hay asuntos comunes que es necesario tratar también. Es una expresión castiza. A mí me gusta también Cómprate un bosque y piérdete, aunque no es exactamente lo mismo. Es un hecho que cada uno tiene su propia forma de vivir su vida y tiene sus razones aunque no las entendamos. Por eso es recomendable dejar a cada cual que tome sus propias decisiones. Tambiën se usa para mandar a uno a su casa.

Pero una cosa es que se respeten las tradiciones de los demás y otra que hay situaciones que no deberían ser respetadas, como es el caso del maltrato familiar, que se da más en otras culturas, por cierto. O en el maltrato a los animales, que me temo que se da bastante en la nuestra. Actitudes como la mutilación del clítoris, o el comer perro, que son imperdonables al menos a nuestros ojos. Creo que no está mal emprender campañas contra esos temas incluso si entran en la vida personas y social de otros individuos.

lunes, 27 de mayo de 2019

21. Cada maestrillo tiene su librillo

Me encanta esta expresión. También se dice En todas partes cuecen habas. Se refiere a que Cada persona es un mundo, es decir que tiene su propia filosofía de vida y manera de hacer las cosas. Yo tengo tres hijos y de pequeños se llevaban estupendamente, y sin embargo ahora son totalmente diferentes. El mayor es de letras, juega al ajedrez y es más bien nocturno. La mediana es muy activa, le gusta viajar y es muy sociable. Y la pequeña es más reservada, muy estudiosa y sensible. Ambas son de ciencias. Tienen algunas cosas en común como la afición a la lectura y el amor a los animales.

Es natural porque sus padres también los compartimos. En casa somos los que elevamos las estadísticas de lectura en España. Muchos no leen y algunos leemos mucho. En cuanto a los bichos, somos literalmente incapaces de matar una mosca. No pisamos un insecto si lo podemos evitar y no tiramos una planta si no está completamente seca. En ese sentido somos un poco budistas. Así que supongo que en algo si hemos influído aunque no sea mucho. Al menos la meditación y el respeto suelen ser la norma en nuestra casa.

sábado, 25 de mayo de 2019

20.Cada loco con su tema

Se dice cuando alguien saca siempre el mismo tema de conversación, aunque estés hablando de otra cosa. Hay gente que va a lo suyo, como el famoso escritor que venía a hablar de su libro. Los hay que son muy recurrentes, como los comunistas con el asunto éste del capitalismo y la explotación del proletariado, los del cambio climático y sobretodo las feministas, que me tienen ya muy cansada. Lo del heteropatriarcado me pilla ya mayor y con mucha experiencia y No cuela. En mi promoción de Cou creo que fui la única chica que no hizo carrera y probablemente la única que dejó de trabajar.

Es decir, que hace ya más de treinta años que las mujeres somos autosuficientes, salvo alguna excepción. En cuanto a la brecha salarial, yo creo que no existe y si la hubiera se podría denunciar. Las madres tienen muchos más días de baja que antes, aunque menos que en Europa. Las mujeres son libres de estudiar lo que quieran, aunque elijan mayoritariamente carreras de letras. Pero la excepción la tengo yo en casa. Dos hijas de ciencias. Lo que no se puede pedir es que seamos iguales en todo, inclúido el deporte porque eso ya es pedir imposibles, aunque eso nunca les ha frenado.

viernes, 24 de mayo de 2019

El jardín secreto, la novela

Es una novela preciosa de Frances Hodgson Burnett, que trata sobre unos niños muy solitarios que se conocen y mejoran mucho sus vidas. El contacto con la naturaleza es la medicina que necesitan para recuperar la alegría de vivir. Es una novela un poco infantil pero muy agradable. A mí al principio me recordó mucho a mí misma, porque yo fui una niña muy solitaria hasta los diez años, que me pasaba el día jugando sola con lo que encontraba, ramitas o bichitos, y plantando legumbres en una terracita que nadie utilizaba en mi casa.

La verdad es que no sé cómo pude soportar ese aislamiento, estando además teóricamente rodeada de gente, pero mi perro y más tarde mis lecturas me ayudaron mucho también. Un niño que crece solo es algo antinatural. Como alguien dijo, para educar a un niño se necesita una tribu, pero por desgracia en nuestra sociedad hemos olvidado eso hace mucho tiempo. Sin embargo,  me preocupa todavía más la infancia actual que se cría tras una pantalla. Eso es peor todavía porque ni siquiera tienen el contacto con la naturaleza.

jueves, 23 de mayo de 2019

19. Buscarle a uno las vueltas

Aunque soy una persona tranquila se me puede Sacar de quicio si alguien se empeña en discutir conmigo sin escuchar mis razonamientos. Buscarle a uno las vueltas es descubrir la manera de molestarte o de irritarte y aprovecharla. De pequeña debía ser muy previsible porque era fácil Sacarme de mis casillas. Siempre fui muy independiente y con ideas propias y no he sido fácil de manipular aunque Para todo hay una primera vez. Ahora sé más por vieja que por diablo, pero la verdad es que creo que nací con el Manual de instrucciones.

Sin embargo, no es nada envidiable. Como ya he dicho alguna vez preferiría no saber nada. Cuánto me gustaría dejarme llevar por lo que lleva a todo el mundo. Emocionarme con los concursos fáciles, con los programas de cocina de corte militar, con los realities de talentos dudosos. Ser uno más de la masa. Creo que cuando me meto con esas personas, en el fondo tengo envidia. Por eso ando buscándole las vueltas a todo y analizando cada detalle. Tal vez lo que busco es la fórmula para ser normal. Pero me temo que ya es muy tarde para eso.


miércoles, 22 de mayo de 2019

Dos años y medio. Cuarenta mil visitas

Supongo que no son grandes cifras y menos que mis blogs anteriores, pero me hace ilusión. Teniendo en cuenta que llevo más de trece años escribiendo en internet, se ve que todavía tengo cuerda para rato. Empecé como un diario personal y no tenía ni idea de cómo encontrar lectores. Ahora ya se ha convertido en una rutina diaria. He publicado quince libros si no recuerdo mal, por autoedición, con muchas lecturas gratuitas y casi ninguna de pago. Aun así supongo que me habrán leído en total cerca de un cuarto de millón de veces, lo cual es más desde luego de lo que esperaba.

Como sabéis éste es mi octavo blog, digamos oficial. con alguno más que no ha trascendido. Mi sueño de ser escritora se quedó en un espejismo. Bueno, escritora soy en teoría pero sin lectores de pago no sé si se puede considerar real. Un par de veces mandé escritos a concursos pero no conseguí nada. También he participado en competiciones de blogs sin resultados. Supongo que no se puede tener todo. Incluso intenté contactar con algún escritor conocido a ver si me echaba un cable, pero, claro, sin conocerse en persona no hay nada que hacer. Pero siempre me quedará la red.

martes, 21 de mayo de 2019

18. Blanco y en botella, leche

Algo que también decía mucho mi madre y lo digo yo también, porque nos parecemos mucho. Yo soy una persona muy lógica. Hay cosas que sólo verlas me parecen evidentes y cuando estudio al tema casi siempre llego a la primera conclusión que había sacado sin haberlo meditado. Por desgracia, no me resulta tan fácil hacerme entender y convencer a otros de mi opinión. Así que resulta muy frustrante cuando alguien intenta convencerme de algo que yo no creo en absoluto y no le valen mis razones, porque no soy capaz de hacerle ver mi punto de vista.

Ahora bien, lo que me pone negra es que me digan que lo blanco es negro y viceversa. Tengo muchas intuiciones pero cuando yo llego a una conclusión es porque he estudiado el tema de arriba a abajo, incluyendo las opciones opuestas. De manera que sí, estoy muy convencida. El problema es que hay gente que está tan acostumbrada a mentir que creo que ya no distinguen la verdad ni aunque les pise un pie, y se acaban creyendo sus propias mentiras. Eso lo sé. Es un hecho. Discutir con alguien así es uno de los ejercicios más agotadores y inútiles que conozco.           

lunes, 20 de mayo de 2019

17. Bajarse del pedestal

Se dice cuando alguien está endiosado y se considera superior a los demás, por encima del bien y del mal. Entonces debe bajarse del pedestal para volver a ser una persona normal, o si no que le bajen. Les pasa mucho a los políticos y también a los actores u otros famosos, que enseguida se creen especiales y se les sube a la cabeza. Luego van por ahí opinando de cosas que no les competen y en las que no son expertos, cosa que a mí me molesta mucho. Zapatero a tus zapatos, suelo decir en esos casos. La verdad es que no me explico que el dinero y la fama tengan ese efecto en algunas personas.

Y sobre todo que tengan también ese efeco en el público, que admira ciegamente a alguien sólo porque le gustan sus canciones o ni siquiera por eso, porque sale en televisión. Y además escuchan lo que tienen que decir como si realmente estuvieran por encima del resto, como si un buen fontanero o un buen médico no tuvieran el mismo mérito o incluso más, porque al fin y al cabo sólo se trata de hacer su trabajo. Nunca he entendido esa admiración tan ciega, que hace que incluso los vean guapos, cuando por ejemplo a mí Bisbal me parece una muñeca chochona.

domingo, 19 de mayo de 2019

El guardián entre el centeno

Cuando leí este libro acababa de terminar A este lado del paraíso de Francis Scott Fitzgerald, así que el libro de Salinger me pareció muy parecido para ser una coincidencia. Es ameno y entretenido pero no tiene mucho argumento aparte de los pensamientos de un joven rico y desocupado a principios del siglo XX. Pero lo que me llamó más la atención fue que este chico al final coqueteaba con el socialismo, a pesar, según sus palabras, de que los pobres le parecieran feos y sucios, pero aún así alguien tenía que ocuparse de ellos.

Es una moral curiosa que me temo que sigue existiendo aunque ya no se hable tan claramente. Por ejemplo, yo suelo decir que me encantan los bichejos asquerosos, refiriéndome a los insectos y reptiles en general. Porque es cierto que a mí ningún ser vivo me desagrada, pero sé que a la mayoría de la gente sí le ocurre. Yo siempre he defendido a todos los insectos y a las plantas silvestres que dejo crecer libremente en mi jardín. Incluso cuando compro una nueva procuro que no sea muy agraciada para darle una oportunidad que no tendría. Soy un caso perdido.

viernes, 17 de mayo de 2019

16. Apuntarse a un bombardeo

Exagerando un poco se refiere a apuntarse a todo, y especialmente a lo último, a lo que está de moda. La mayoría de la gente se apunta a un bombardeo por el tema de la atracción de la masa. Cuando el hombre se convierte en masa ya no razona ni responde con sentido, sino que hace lo que hacen los demás. Dónde va Vicente, donde va la gente. Parece mentira lo que ha cambiado la mentalidad desde hace cuarenta años y me da la impresión de que cada vez cambia más rápido; así que ya no sé lo que veremos de aquí a muy poco. Movimiento uniformemente acelerado.

Sin embargo durante muchos siglos la humanidad aquí en Europa seguía otro camino marcado por la Fe, el Cristianismo y los Evangelios. Y entonces se aceptaba con toda naturalidad que cualquier actividad de la vida tuviera que pasar por la Iglesia. Ya sé que los extremos no son buenos, pero tampoco lo es volver la espalda a nuestra historia, tradición y legado. En cierto modo estamos traicionando a todos nuestros antepasados que intentaron ser buenos cristianos y hacer un mundo mejor. Y no sólo eso sino que algunos insultan a sus ancestros, sin saber que se insultan a sí mismos.

jueves, 16 de mayo de 2019

De la India a París en un armario de Ikea, la película

Ayer vi esta película francesa y me encantó. Divertida, amena, emotiva, interesante y original. Se trata de un joven que viaja de un lugar a otro sin querer llevado por las circunstancias. Sin embargo, como siempre intenta hacer las cosas bien, finalmente también le salen bien. No cuento más para no estropearla. Tiene un par de números musicales y de baile estupendos además. Es de una productora llamada Acontracorriente que, aparte de ser mi lema, siempre trae películas positivas y simpáticas.

Además, hace una reflexión sobre España muy graciosa y acertada sobre que todos los inmigrantes acaban viniendo por aquí. Si tuviera que ponerle un pero diría que plantea la inmigración de un modo demasiado positivo, como si todos fueran refugiados políticos, y no que algunos vengan simplemente en busca de una vida más cómoda o incluso con malas intenciones. Pero es que ya digo que es una película amable de las que te dejan con un buen sabor de boca. No os la perdáis.


miércoles, 15 de mayo de 2019

15. Ande yo caliente y ríase la gente

Éste lo decía mucho mi madre. Se refiere a los que te critican, pero mientras tú estés bien que digan lo que quieran. Me ha venido muy bien esa frase porque, si de pequeña apenas tenía amigos, de mayor me las he arreglado para crearme más enemigos a través de mis opiniones en la red y fuera de ella. Así que he necesitado mucho estoicismo para acostumbrarme y seguir adelante incluso en los peores momentos. Como suelo decir, a todo se acostumbra uno o bien: A la fuerza ahorcan. De manera que supongo que mi infancia al menos me sirvió para acostumbrarme a la soledad.

Así que mientras yo esté más o menos satisfecha con mi vida, qué más me da que me critiquen por no trabajar, por ser ama de casa, por ser de derechas, por ir a misa, por tener tres hijos, por oponerme al aborto y a la promoción de la homosexualidad, por criticar al Papa, etc.  Digamos que tengo todos los puntos para que se metan conmigo. También por no ser buena cocinera, ni ama de casa, ni saber coser a máquina, que hay gente para todo. Y por no tener amigos ni salir de fiesta ni vestir a la moda ni arreglarme, que también hay de esos. Total que Soy un muñeco de pim, pam, pum.

martes, 14 de mayo de 2019

14. Andarse por las ramas

Significa hacerse el loco y hablar de otras cosas en lugar de lo importante. En mi vida no he tenido mucho tiempo para eso. Digamos que me morí poco después de nacer, a los diez años vi un suicidio y a los veinte intentaron matarme. Así que tuve que pensar en lo importante muy pronto. Es curioso porque por más lecciones que te de la vida, nunca se acaba de aprender.  No me sirvió de mucho la experiencia acumulada de tantos años. A veces echo de menos haber sido más superficial. De ese modo podría decir que todo me tomaba por sorpresa y no que había desoído todas  las señales.

A la gente le encanta andarse por las ramas y no Tomar el toro por los cuernos. Les gusta quedarse con la superficie de los problemas Así que si intento que ahonden en el asunto, se molestan un montón. Déjame con mis certidumbres y no vengas a enredar.  Cuando era más joven y más luchadora, me empeñaba en seguir el hilo de la discusión; ahora ya me da lo mismo. He descubierto que es mejor dejarles en las ramas y que por lo menos no estorben. En el fondo les envidio un montón. También me gustaría haber tenido una vida corriente y no preguntarme nada.


lunes, 13 de mayo de 2019

13. Andarse con chiquitas

También lo decía mucho mi madre. Significa algo así como intentar quitarle importancia a un asunto haciendo como que No es para tanto. Por ejemplo si tienes que decirle algo desagradable a alguien y lo disfrazas con eufemismos o Te vas por las ramas en lugar de afrontar el problema, estás andándote con chiquitas. A veces es más educado Andarse con rodeos y no hacer lo que tienes que hacer, pero yo creo que a la larga no solucionas nada. Hay temas que no queda más remedio que resolverlos cuanto antes y así se evita que se enquisten o que empeoren todavía más.

Otro ejemplo. En el día de la madre que pasó hace poco, yo no quise participar mucho, no porque tenga nada contra las madres, especialmente la mía, pero me parece que hay mucha leyenda en este tema. Existen madres estupendas, regulares y claramente malas, que no dejan a sus hijos crecer. Todo lo que sea sublimar a alguien por ser hombre, mujer, niño, madre o lo que sea, no es de mi gusto. Me suena a falso. Y para qué voy a andarme con chiquitas fingiendo que estoy de acuerdo si puede simplemente no opinar como ha sido el caso y dar mi opinión ahora.

domingo, 12 de mayo de 2019

Matar a un ruiseñor

No hace falta que diga que es una gran novela, un clásico de la literatura, pero sobre lo que yo quería hablar es sobre la frase que da nombre al libro. Dicen que matar a un ruiseñor es pecado porque no hacen daño a nadie y además nos alegran la vida con sus trinos. Me recuerda en la novela de Harry Potter cuando dicen que un unicornio es un ser tan puro, que matarlo y beber su sangre puede darte media vida pero sería una vida maldita, que no merece ser vivida. Hay personas que nacen tan puras que sólo la amargura y los golpes de la vida pueden mancillar esa pureza. Como el protagonista oculto de esa novela.

Cuando engañas a alguien así, lo malo no es que ya no te va a creer más, sino que nunca volverá a creer en nadie porque has matado su inocencia. Alguien que creía ciegamente, que se entregaba en cuerpo y algo, ignorando las señales de peligro, desoyendo las advertencias. Puede estar contento porque se has salido con la tuya, pero a qué precio. Y una persona que ya ha pasado por múltiples traiciones y desengaños, aprendió a querer sin ambages y sin desconfianza, para acabar descubriendo que era falso aquello que creía. Es como matar a un ruiseñor o beberse la sangre del unicornio. No vale la pena.

viernes, 10 de mayo de 2019

12. Alto y claro

Es una expresión que tiene su equivalente en inglés: loud and clear. A mí me gusta también: las cosas claras y el chocolate espeso. Estoy de acuerdo. Como estudiante de idiomas eterna que soy, me he dado cuenta de que para aprender otro idioma es importante conocer bien la gramática del tuyo. Es decir, saber cuál es el sujeto, el complementro directo, el indirecto, y la función de cada palabra. Todo eso lo aprendí muy bien gracias a sacerdote de mi colegio, el padre Crisógono, que no sólo era muy buen profesor, sino simpático y muy ameno. Lo digo a pesar de que me suspendió un par de veces. Pero lo decìa todo alto y claro.

Lo que es curioso es que los niños alemanes aprendan su idioma de oído sin conocer todavía la gramática y sin embargo a nosotros nos cueste tanto Atar cabos. Eso demuestra que el cerebro humano tiene mucha más capacidad de la que pensamos. La gramática, como las matemáticas, tiene unas reglas exactas y cada frase puede ser diseccionada como un cadáver. Eso en general ayuda cuando haces equivalencias entre varios idiomas, pero otras veces no funciona a causa de las peculiaridades linguísticas. Ojalá todo fuera tan alto y claro como estudiar idiomas.

jueves, 9 de mayo de 2019

Un millón de especies?


Hoy meto un artículo más que está de actualidad.
Un millón de los ocho millones de especies animales y vegetales existentes están amenazadas de extinción y podrían desaparecer en solo décadas si no se toman medidas efectivas, urgentes y decisivas. El informe de la Plataforma Intergubernamental sobre la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (IPBES), presentado este lunes en París, no se anda con rodeos. Se trata, subraya, de un “declive sin precedentes” en la historia de la humanidad.

Especie arriba, especie abajo. Yo pienso que la estadística viene a ser la filosofía de las matemáticas, es decir que hace extrapolaciones basándose en axiomas generalmente falsos o poco probados. Por ejemplo, pongamos por caso que yo quisiera saber cuántas especies de insectos distintas hay en mi jardín. Pues no me quedaría más remedio que arrasar con todo, recoger los restos y analizarlos uno a uno. O puedo decir que en cada metro cuadrado hay cinco especies y sacar cuentas. Eso es la estadística. Si tu te comes dos pollos y yo ninguno, resulta que cada uno hemos comido uno.

No tenemos ni idea de cuántas especies animales y vegetales hay en el planeta ahora, pero menos aún podemos saber cuántas había en el siglo quince y por tanto cuántas han desaparecido. Es decir, que estamos solucionando problemas sin contar con los datos básicos. Es muy fácil localizar y contar rinocerontes blancos, por desgracia, pero la mayoría de los seres vivos miden unos pocos centimetros. Así que decir que un millón están en peligro de extinción es como si yo digo que no se ha visto una situación así en la historia del universo en el último millón de años. Pura especulación. Pamplinas.

Probablemente se extinguieron muchos más durante la primera y la segunda guerra mundial pero a nadie le importaba eso. Lo que ocurre es que ahora hay organismos influyentes empeñados en limitar el desarrollo del tercer mundo y disminuir la población mundial, para así agrandar su parte del pastel. Y no les importa lo más mínimo si la casa de Bill Gates consume más energía que algún país africano o si en EE.UU. hay miles de piscinas climatizadas. Sólo quieren convencernos de que somos los culpables de lo que suceda, para que nadie les culpe a ellos.

miércoles, 8 de mayo de 2019

11. Al pan pan y al vino vino

Me parece estar viendo a mi madre diciendo esto porque iba mucho con su manera de ser y con la mía. Llamar a las cosas por su nombre. Y no ser Más papistas que el Papa queríendo disfrazar todo para dar buena imagen. Me refiero a los eufemismos, por ejemplo. Llamar al aseo water, que significa agua en inglés no tiene más sentido que llamarlo retrete: lugar retirado. Sigue siendo la misma cosa. El otro día me llamaron la atención por decir que un niño era subnormal, que era la palabra habitual en mis tiempos, en lugar de minusválido psíquico, que me suena peor: menos válido?

Pero lo que me parece ya el colmo es que los mismos que utilizan las palabras políticamente correctas sean los que a continuación justifican el asesinato de esos niños antes de nacer, o incluso justo después, como le he oído a alguno de Podemos. Digo yo que más vale que llame a alguien, que lo es, subnormal y respete su vida, y no lo contrario. Así como los homosexuales se llaman maricas entre ellos porque no les ofende. Eso sólo descalifica a quien no lo es . A quien lo es, lo califica simplemente. Dejémonos de hipocresías. Las palabras no hacen daño. Son las personas.

martes, 7 de mayo de 2019

10. A vivir que son dos días

Y uno salió nublado. Esto se dice para animar una fiesta o cuando sales de un problema. Se refere a que hay que aprovechar el momento presente. También se dice Viva la Pepa o El muerte al hoyo y el vivo al bollo. Yo antes no era partidaria de esa mentalidad de vivir al día pero me temo que al final me he ido convenciendo, porque no sabes lo que pasará mañana, o si habrá mañana. De todas maneras no me parece una excusa para actuar de forma irresponsable, como sucede a menudo cuando la Guardia Civil tiene que ir a rescatar a alguien que se ha perdido en la montaña.

El otro día vi una película que se llama Gloria Bell, sobre una mujer divorciada que buscaba una pareja desesperadamente. De este modo da con otro divorciado, pero el hombre está enganchado emocionalmente con su familia anterior y las cosas no funcionan. Me refiero a que no se puede tampoco forzar las situaciones. Supongo que lo que ha de ocurrir ocurrirá, pero no vale de nada Vivir a tope si no se tienen las cosas claras y un objetivo. Dejarse llevar por las emociones sólo conduce al abismo. Hay que soltarse un poco pero sin dejar de ser una persona racional.

domingo, 5 de mayo de 2019

9. A perro viejo todo son pulgas

Esta frase se decía mucho en mi casa, al final literalmente, porque cuando mi perro era mayor cogía muchas garrapatas y no había manera de quitárselas, pobrecito. Yo al menos no sabía. La vejez es algo terrible pero es peor no llegar a viejo, que se dice. Los últimos años de mis padres lo pasé muy mal viéndoles así pero aún así me alegro de haberlos tenido cerca. Mi perro vivió hasta los dieciséis años y había gente desagradable que nos dijo que lo sacrificáramos, pero naturalmente no les hicimos caso. No parecía que estuviera sufriendo. Sólo estaba un poco menos bonito.

También se dice esta expresión para hablar de que quien tiene un problema grande, siempre le vienen más detrás. Yo por lo menos la utilizo así. Y sí que parece que hay personas que atraen a la desgracia. O el que está enfermo, además está mal de dinero y solo. Pero a menudo ocurre que los hechos van relacionados entre sí, lo cual explica la coincidencia. Yo ya estoy llena de pequeños achaques poco importantes pero muy molestos, así que si llego a vieja voy a estar Hecha una pena. También suele pasar que cuando eres joven no tienes dinero y cuando lo tienes no tienes ganas. Es ley de vida.


viernes, 3 de mayo de 2019

Cuestionario

(Copiado de un blog)
1.- ¿Por qué escribes?
Lo he hecho siempre desde que aprendí. Supongo que lo necesito
2.     - ¿Cuáles son tus costumbres, preferencias, supersticiones o manías a la hora de escribir?
Me vale cualquier sitio y cualquier instrumento. Antes escribía mucho en el coche, parado.
3.- ¿Cuáles dirías que son tus preocupaciones temáticas?
Muchas: el aborto, la ideología de género, la familia, la educación, los niños, los animales...
4.- ¿Algún  principio o consejo que tengas muy presente a la hora de escribir?
Pues la verdad es que como soy autodidacta no le pedí consejo a nadie
5.     - ¿Eres de las que se deja llevar por la historia o de las que lo tienen todo planificado desde el principio?
Yo pongo el título y luego sigo con lo que me inspira. A veces tengo una historia en la cabeza.
6.- ¿Cuáles son tus autores o libros de cabecera?
Desde Verne, Enid Blyton Agatha Christie, Tolken, Carmen Posadas y muchos autores de columnas
7.- ¿Podrías hablarnos de tu último proyecto? Bien lo último que hayas publicado o lo último que hayas escrito o estés escribiendo.
Es fácil. He retomado el mundo de los dichos y expresiones, que me fascina.

jueves, 2 de mayo de 2019

8. A nadie le amarga un dulce

Y a mí, que soy tremendamente golosa, menos. Pero no se trata sólo de dulces, sino también de ser feliz. Por supuesto que todo el mundo quiere serlo. Como dice en EE.UU, todos tenemos derecho a la búsqueda de la felicidad, aunque eso suponga un cambio de vida. Creo que cuando una ha superado la cincuentena ya no tiene que seguir haciendo según que cosas que no le apetece hacer. Digamos que uno se sacrifica al máximo por los hijos cuando son niños, pero cuando ya son adultos ya no tiene sentido. Ellos tienen su propia vida y tú tienes que recuperar la tuya.

A mí cocinar es una cosa que no me entusiasma desde luego, así que hace tiempo ya que una vez a la semana suelo comprar comida hecha o bocadillos, cosa que además me viene bien porque salgo de la gimnasia a la una. Hace un par de años le dije a mi fisioterapeuta que hacer las camas y guardar la ropa me daba dolor de espalda y me contestó:¿por qué sigues haciéndolo, si tus hijos son mayores?. Entonces me di cuenta de que tenía razón y dejé de hacerlo. La compra principal la hago una vez a la semana para que me la traigan a casa. Así me voy quitando obligaciones de encima y dejo tiempo para lo que de verdad me satisface.

miércoles, 1 de mayo de 2019

7. Andando que es gerundio

Otra expresión que me hace gracia. Será porque soy de letras y me gusta la gramática. Significa que hay que ponerse en marcha ya, y no dejarlo para más tarde. Es una expresión muy castiza. Aunque yo soy una persona de temperamento tranquilo y me gusta hacer las cosas Despacito y con buena letra, eso no significa que lo deje todo para otro momento. Yo voy haciendo lo que tengo que hacer, Sin prisas pero sin pausa. Es decir, que voy ralentizada pero no paro. Hay otras personas en cambio que tienen el temperamento acelerado y siempre tienen que ir corriendo de un lado a otro.

A mí esa manera de ser me pone nerviosa. Prefiero planificar mi tiempo para no tener que ir con prisas, salir con tiempo de sobra, lo que suele provocar que llegue antes de tiempo a las citas. Claro que eso es un poco frustrante si la otra persona es de los que suelen llegar tarde, pero yo no sé hacerlo de otra manera. Me molesta mucho tener que improvisar porque no me da tiempo a todo. Por suerte, como no trabajo fuera, yo organizo mi propio tiempo. Además ahora que mis hijos son mayores incluso me da tiempo otra vez a leer, que es algo que echaba de menos.

martes, 30 de abril de 2019

6. A la chita callando

Es una expresión que me hace gracia porque me recuerda a Chita la mona de Tarzán. Hacer las cosas a la chita callando es hacerlas Destrangis, es decir sin que se note. No es mi manera de ser desde luego. Yo soy mucho de Dar la cara y lo que tenga que hacer lo hago abiertamente o no lo hago. Es que la hipocresía me pone de los nervios, es lo que peor llevo. No aguanto a la gente que va de legal, de confianza y luego resulta que por la espalda te critica, o te pone la zancadilla, o directamente te clava un puñal. Ya sé que esa forma de ser garantiza el éxito pero yo no puedo con ello.

Lo que sí que hacemos las mujeres habitualmente es salirnos con la nuestra disimuladamente, en el sentido de que no necesitamos armar un escándalo para conseguir lo que queremos. Por ejemplo, si yo quiero ir de vacaciones a un sitio, lo voy diciendo desde ya para preparar el terreno. Eso no es hacer trampas sino influir en los demás de forma tranquila, lo cual no debe tener nada de malo, a no ser que lo utilices para algo ilegal. Pero lo que no se puede hacer es decir una cosa y luego hacer otra, o más aún conspirar de modo maquiavélico para conseguir tus fines y luego negarlo porque eso es de mala persona.

lunes, 29 de abril de 2019

5. Acabar como el Rosario de la aurora

Pues no sé cómo acabaría ese Rosario, pero debió ser un desastre. Se dice de aquello que termina como nadie se esperaba y mal. Es una pena pero hay situaciones que se ve venir que no tienen buen arreglo. Y yo lo veo venir más que nadie porque para esas cosas tengo una intuición especial que no me suele fallar. Alguna vez por suerte sí que me he equivocado, cuando le daba a un matrimonio diez años como mucho y ya llevan más de veinte. Es un consuelo pensar que hay circunstancias que pueden cambiar y conseguir que lo que parecía un desastre al final no sea para tanto.

Ahora que han pasado las elecciones y aunque no sé el resultado aún puedo asegurar que siempre que gana la izquierda acaba como el Rosario de la aurora. No es porque lo diga yo sino por experiencia. En España siempre se ha producido una crisis con aumento del número de parados, y no es casualidad sino que es la consecuencia directa de sus políticas. En cuanto a la izquierda radical, basta con mirar cualquier país comunista para comprobar que la miseria y la falta de derechos humanos es la norma y no la excepción. Lo increíble es que algunos aún no lo vean.

domingo, 28 de abril de 2019

4. A buenas horas, mangas verdes

Es un dicho muy antiguo. Parece ser que viene de unos sanitarios que siempre llegaban tarde. Esta frase hecha la he utilizado mucho. Se refiere a hacer algo que tenía que haberse hecho mucho antes y cuando se hace ya no tiene el efecto deseado. Por ejemplo, si alguien se pone a estudiar el día anterior al examen sabiendo que ya no le va a dar tiempo a todo. O si se quiere solucionar un problema después de pasar el plazo límite. O si empiezan a preocuparse por su trabajo, sus amigos o su familia cuando ya es demasiado tarde. Hay un momento para cada cosa y cada cosa en su momento..

Como no sirve de nada estudiar después del examen o acudir a una cita al día siguiente; la gente que va posponiendo todo corre el riesgo de no conseguirlo. La verdad es que el colegio habría que  acabarlo a los dieciocho años, la universidad a los veinti y pico, según la carrera, y estar trabajando antes de los treinta. Tener los hijos también sobre esa edad es lo ideal para conservar la fertilidad y por tanto tener una familia a los cuarenta. Pero por desgracia, muchas veces los plazos no se cumplen y eso trae muchos problemas.

viernes, 26 de abril de 2019

Elecciones

No pensaba hablar de política pero no quiero ser la única. Así que copio un artículo:
Con las elecciones del domingo acabarán de sacarse las consecuencias de lo ocurrido en nuestro país desde la crisis y la sublevación de los nacionalistas catalanes. Será el primer paso, esta vez definitivo, para una recomposición de la derecha. Habrán quedado atrás las actitudes y los hábitos vigentes desde la Transición y, sobre todo, desde la refundación del centro derecha, en torno a 1990, hace ahora treinta años. Tiempo suficiente para hacer necesario un cambio.

El primer eje en torno al que se construirá la derecha que viene es la desconfianza hacia los nacionalistas y, más en particular, hacia los partidos nacionales que perpetúen la disposición favorable a pactar con los nacionalistas con tal de alcanzar el poder. No se trata de que no pueda haber formas de diálogo. Lo que ocurre es que ya no rige la idea de que existe un nacionalismo moderado, dispuesto a colaborar en el progreso de España. Los nacionalistas buscan la construcción de naciones propias que entrañan el final de nuestro país. Y en la derecha será imposible seguir con fórmulas que perpetúen la ficción en la que se ha mantenido a la opinión hasta ahora.

Otra línea clave para la construcción de esa derecha que viene es la desconfianza hacia las elites que han sustentado las actitudes y los argumentos con los que se ha minado sistemáticamente la lealtad –y la expresión de la lealtad– de los españoles a su país. La sublevación nacionalista no ha acabado sólo con cualquier credibilidad del nacionalismo. También ha acabado con el crédito de esas elites, de una cobardía sin límites, que han bloqueado una y otra vez –en la cultura oficial, en la universidad, en los medios de comunicación– el sustento mismo de nuestra convivencia, que es la virtud cívica del patriotismo.

La tercera línea será la identificación con España. Pero no con la España depurada por las ensoñaciones de quienes desconfían de sus compatriotas, sino con la España existente, popular, multiforme, plural, ajena a las escrupulosas selecciones de los que quieren seguir sometiendo lo español a sus preferencias políticas, ideológicas y estéticas –en particular estéticas–. Conectar con esa realidad española, darle voz, reconocer su valor y su dignidad, será clave para consolidar la nueva propuesta política, la única nueva del panorama.
De hacerlo así, la derecha que viene podría tener la llave de la gobernación de nuestro país durante mucho tiempo.
https://younews.larazon.es/la-derecha-que-viene/?utm_source=larazon&utm_medium=Portada_Jos%C3%A9+Mar%C3%ADa+Marco&utm_campaign=lanzamiento_yn

3. Agárrate que vienen curvas

Quiere decir que se preve que va a ocurrir algo difícil o negativo. Yo no la uso mucho porque la verdad es que creo que no me entenderían en casa. Pero sí que lo pienso cuando se acercan las navidades y eso que ya no son tan complicadas. Cuando los niños eran pequeños se convertía en una auténtica pesadilla, entre buscar sus regalos y treinta más para los parientes, arreglar a mis hijos y llegar a la hora a las celebraciones, y sobretodo aguantar los malentendidos o bienentendidos que se producen con la familia en estas ocasiones.

Cuando llega el último día de vacaciones yo soltaba ya un suspiro de alivio pensando que una vez más había sobrevivido a la situación. Semana Santa resultaba un poco más relajado. Y luego el verano, dependiendo del plan que tuviéramos podía convertirse en otro Via Crucis. Así que para mí las vacaciones han sido más un motivo de preocupación que otra cosa durante muchos años, demasiados. Porque realmente es una pena que uno añore el tiempo de descanso y luego quiera salir corriendo. Pies para qué os quiero. Afortunadamente, los niños compensaban el esfuerzo.


jueves, 25 de abril de 2019

2. A donde fueres, haz lo que vieres

Otro dicho de mi madre muy asturiano. Se dice para ayudar a integrarte en cualquier situación. A mí me lo decía mucho porque yo no soy de Seguir la corriente precisamente sino de Ir por libre. De manera que siempre me quedo fuera. Y como decía Chema ayer, soy demasiado tranquila para los juerguistas y demasiado revoltosa para los tranquilos. Sobretodo de joven. Demasiado conservadora para los progresistas y viceversa. Total que nunca encajo. Ahora ni siquiera encajo en la iglesia porque estoy contra el Papa. Total que no tengo arreglo.

Es un buen consejo eso de Pasar desapercibido. A mí siempre me ha gustado. Pero a veces no es tan fácil que te acepten por más que intentes ser uno más. Varias veces me ha pasado que por más que lo intenté no lo conseguí. Tal vez porque soy Culo de mal asiento. Pero estoy convencida de que cuando alguien está contra ti desde el principio por el motivo que sea, da igual que hagas el pino sin manos, que nunca te va a aceptar. Claro que se trata de gente intransigente, pero hay muchos así por desgracia, o yo me he cruzado con todos.


miércoles, 24 de abril de 2019

1. Borrón y cuenta nueva

Como ya sabéis me encantan las frases hechas y las utilizo mucho porque me recuerdan a mi madre, que era un refranero vivo. Borrón y cuenta nueva se dice cuando quieres volver a empezar tachando el pasado. No es fácil para mí porque tengo recuerdos que me producen pesadillas, precisamente porque intento borrarlos de mi mente. Decía mi primera psicóloga que había salido muy normal para todo lo que había vivido. Realmente hubiera tenido excusa para ser un monstruo, pero no me sale. Por eso cuando dicen que éste salió así por lo que le pasó yo no justifico nada. Las circunstancias no son excusa para tus reacciones. La genética tal vez sí lo sea.

Estoy convencida que hay gente que nace con escasez de empatía y por eso van haciendo daño por ahí sin darse cuenta o sin que les importe. En cambio los que tenemos exceso de sentimentalismo nos culpamos incluso de lo que no es nuestra culpa. Me gustaría poder hacer borrón y cuenta nueva pero pienso que el que olvida cae una y otra vez en la misma trampa. Claro que probablemente yo seguiré cayendo igual porque no tengo remedio. En cierto modo algunas personas nos buscamos nuestra propia desgracia, no sé si por ser inocentes o tontos, pero el caso es que mi vida es una repetición de hechos que no puede ser simple casualidad.

martes, 23 de abril de 2019

Espíritu libre

Parece ser que han hecho un estudio sobre los gatos y han descubierto que sí reconocen su nombre pero no vienen cuando les llamas porque no quieren. Se hubieran ahorrado el dinero porque eso ya se lo habría dicho yo o cualquier otro dueño de gato. Los gatos son espíritus libres. No obedecen a la manada como los perros. Yo también soy un espíritu libre desde que recuerdo. Soy muy fiel a las personas que aprecio, pero puedo desligarme de cualquiera con la misma facilidad si me decepciona. Así he hecho ya con varias amigas y no ha habido vuelta atrás. No lo puedo evitar.

Me entrego y lo doy todo por quien me trata bien, como un gato, y del mismo modo me alejo de quien no me conviene. Si me gusta una clase sigo, si no la dejo. Una vez que tomo una decisión la mantengo sin arrepentimiento alguno. Es mi manera de ser. No me adhiero a ninguna ideología y si el Papa actual no me gusta, lo digo, sin que mi Fe se vea afectada. Siempre he tenido las cosas muy claras, tal vez demasiado, y por eso he caído alguna vez en mi propia trampa. Pero no me arrepiento de ser independiente como un gato. Aunque lo hiciera tampoco me serviría de nada. Soy así.

lunes, 22 de abril de 2019

Sólo sé que no sé nada

Como dijo Sócrates. Pero me han hecho falta cincuenta años para darme cuenta de la situación. Cuando empecé a escribir un blog, hace ya unos trece años después de Semana Santa, yo pensaba que lo tenía todo controlado. Qué ilusa. Precisamente estaba empezando a descontrolarse todo. Yo escribía con una seguridad que ahora me envidio a mí misma a posteriori, ahora que ya no estoy segura de nada. Como ya he dicho alguna vez, yo tenía tres pilares: mis padres, la Iglesia y mi familia y los tres se me desmoronaron. Así que se puede decir que he vuelto a empezar cuando ya tendría que estar terminando.

En esta nueva etapa de mi vida he empezado por cuestionarlo todo y, aunque hay cosas que sigo teniendo muy claras (como la oposición al aborto), lo demás está en entredicho. Por eso ahora me cuesta tanto escribir, porque he perdido la confianza en mis propias ideas. Sé que en internet doy la imagen de persona segura y firme, pero es todo fachada. Los que llegan a conocerme en persona se encuentran con alguien dubitativo, afable y conciliador. Y sé que eso les decepciona porque prefieren a la luchadora que solía ser. Pero me temo que esa Susana ya no existe.

sábado, 20 de abril de 2019

Carta abierta a los laicos católicos

¨La verdad nos hará libres” (Juan 8:31) ¿Por qué le temen a la verdad?
Apreciados hermanos en la fe católica.
En esta carta quiero invitarlos a reflexionar sobre el terrible momento que vive nuestra Iglesia, predicho en muchos lugares del mundo en los cinco continentes por la Santísima Virgen María a través de videntes reales y aprobados por la propia Iglesia como en Fátima (Portugal), La Salette (Francia), Akita (Japón), Garabandal (España), Padre Gobbi del MSM, etc.
Estoy muy seguro que el Cielo habló a través de ellos. No te dé miedo afrontar las tristes realidades que vive la Iglesia. Hacer negación de los hechos actuales es un pecado de omisión.
La creciente apostasía, las herejías, la desacralización del templo y de todos los aspectos de nuestra religión, la  relajación de la moral incluso en el clero, la gran cantidad de abusos sexuales, la complacencia de la jerarquía ante todo lo LGBTIZ, la degradación y relativización de los Sagrados Sacramentos, la corrupción intraeclesial para elegir un “papa”, el show mediático en que se ha convertido la Santa Misa para agradar al hombre a costa de desagradar a Dios, el andar como ovejas sin pastor, la manipulación de los contenidos de la Palabra de Dios para adaptarlos al mundo, el rechazo al Catecismo de la Iglesia Católica y al magisterio de los anteriores y verdaderos papas,  los irrespetos a la Santísima Virgen María…, ¿no son suficientes señales de alarma para ti? ¿No te das cuenta? ¿No estás enterado de la gravísima situación que vive el Cuerpo Místico de Cristo? ¿De verdad no te importa todo este panorama desolador, toda esta destrucción? La situación no se la ha inventado ninguna persona enemiga de la Iglesia, no es un complot contra ella, no es una conspiración contra la Iglesia. Simplemente es la verdad verdadera.
Ignorar voluntariamente por comodidad o falta de formación toda esta realidad puede llevarte al infierno. Así de claro y directo. La iglesia no es solamente el párroco o el obispo. No. La iglesia es universal y si somos católicos debemos cuidarla. No seas más de esos católicos que van a misa el domingo a las 10 de la mañana y que en toda la semana se esconden de Dios sin asumir ningún compromiso con la salvación de su alma. No seas un “pagano bautizado”… las almas de éstos se condenan si no viven en gracia de Dios. No pienses más: “yo soy muy buen católico, cumplo y no me interesan los problemas y dificultades que vive la Iglesia. Que los arreglen ellos”. ¡Cuidado! La comodidad y la falta de interés tampoco ayudan a la salvación de tu alma.



Las dificultades actuales no son solo de unos obispos y un “papa” allá lejos en el Vaticano. No. También están en tu parroquia como consecuencia de lo que sucede allí a la distancia. Muchos párrocos están cometiendo herejía, están en apostasía, desacralizan el templo, cambian arbitrariamente la liturgia, hacen afirmaciones blasfemas, convierten en espectáculo la Santa Misa, tergiversan la Palabra de Dios para hacerla decir lo que no dice y adaptarla al mundo, etc. Es hora de que abras los ojos y abandones tu pasividad y silencio. ¿Qué estas esperado? ¿Ver para creer como Tomas? ¿No es suficiente con la impiedad que ves en las misas a las que asistes?
Los templos, poco a poco están siendo convertidos en lugares de conciertos, conferencias, banquetes, teatro y muchas otras actividades mundanas como si Dios no estuviera en su Cuerpo, Sangre, Alma, Espíritu y Divinidad en el Sagrario.
Las homilías utilizadas para promover, aprovechando la ignorancia de los feligreses, temas de otras religiones como la compasión budista; o el falso ecumenismo, la tolerancia con todo lo LGBTIZ, la meditación trascendental, etc. Y no falta el “sacerdote” – tal vez usted se ha dado cuenta o no se ha dado cuenta – que aproveche las misas dominicales para, en ese momento, con un estudiado tono de voz,  hacer control mental a la feligresía. Ellos saben que muy pocos lo notaran y si alguien dice algo o llama la atención al sacerdote, es calificado de inmediato como fanático. Desafortunadamente la mayoría nada en la ignorancia y no quieren saber nada “para no preocuparse”, o también están en esas prácticas luciferinas.



Esta carta te la escribo hermano laico porque me preocupa la salvación de tu alma. Debes preocuparte por conocer más la Iglesia, la Doctrina, el Magisterio, la moral católica, la Tradición, la Liturgia. Si no sabes nada de estos temas tu alma está en riesgo, en un riesgo muy alto de perderse. Es lo mismo que acudir a un restaurante sin fijarse en los detalles de higiene, calidad de los alimentos, quién sirve, cómo sirven, la preparación y comerse lo que sea a costa de enfermarse y hasta morir. En lo espiritual sucede igual: si tú vas a un templo contaminado donde se promueven herejía, apostasía, pro LGBTIZ, donde se fomenta una falsa doctrina católica, el falso ecumenismo, etc., debes dejar de ir. Hay muchos templos, busca uno donde se respete la Sana Doctrina Católica, los dogmas, la liturgia, el Magisterio, la moral y quédate ahí.
Nunca te vayas de la Iglesia Católica. Hacerlo es un altísimo riesgo para tu alma.  Si hay dificultades graves en la Iglesia Católica que es la verdadera, ¿cómo estarán las demás que no tienen el verdadero y Único Dios? Quédate siendo católico, pero conviértete en un defensor de la sana Doctrina Católica una vez que te hayas preparado para hacerlo.
Busca un grupo de oración de sana doctrina. Sé que no es fácil hallarlo, pero ora, pide al Señor y a la Virgencita que te ayude a encontrarlo. Lo lograrás.
Ora mucho. Ora el Santo Rosario. Tenga vida sacramental. Sirva a los demás practicando las obras de misericordia. No te comprometas en nada con la falsa iglesia que ya pulula sobre el mundo y amenaza la salvación de las almas. Pide al Espíritu Santo que te llene del don del DISCERNIMIENTO, que es absolutamente necesario en esta época de confusión, irreligiosidad, relativismo e impiedad.
¡Ánimo hermano! ¡Haz algo para salvar el Cuerpo Místico de Cristo! El premio es la eternidad.
DAVID DE JESUS
 https://comovaradealmendro.es/2019/04/16/carta-abierta-de-david-de-jesus-a-los-laicos-catolicos-reaccionen/?fbclid=IwAR0Q6bYtCzC-jQ-OyOh4wzVFAg474ndrpXuCeiwyag3kaQq8x3RIQoXf-8c

viernes, 19 de abril de 2019

Entonces yo

Y cuando mis hijos se recuperaron más o menos de sus males, me tocó el turno a mí, que empecé a los cuarenta años con una gastritis seguida de ileón perezoso, así que no podía comer nada y estuve tres días ingresada, tras más de un mes con molestias. Al cabo de un año, también en verano (yo sólo me pongo mala en vacaciones), me dió un ataque de vértigo posicional benigno. Como al principio no sabía lo que era aguanté otro mes cada vez peor hasta que tuvieron que ingresarme porque ya no podía estar más que tumbada boca arriba sin moverme. Tardé otro mes en recuperarme.

Por último de momento, al año siguiente en verano me dió una diverticulitis y pasé otros tres días en el hospital con el intestino inflamado. Pero lo peor fue cuando mi hija hace un par de años se fue a la nieve a esquiar, por primera vez en su vida, y se estrelló contra un montón de nieve. Cinco costillas rotas por ocho sitios y neumotórax. Con tan mala pata que le pusieron un tubo para limpiar fuera del pulmón y le rozaba un nervio. Así que lo pasó fatal. Pobrecita. Eso ha sido hasta el momento lo más grave que nos ha pasado y Dios quiera que lo siga siendo.

jueves, 18 de abril de 2019

Qué piensa el Papa sobre el Islam





¿Qué piensa realmente el Papa del Islam?

|
Su Santidad, como demuestra la catequesis que acaba de dar en Roma y que recogemos en estas mismas páginas, tiene del Islam una idea que podría disputar sin problema cualquier persona mínimamente interesada, no digamos un experto, y parece ser un reflejo de esa mentalidad sesentayochista que transmite en la mayoría de sus mensajes, muy de ‘hijo de las flores’ de Woodstock.
Pero si temblamos al pensar en discutir cualquier pronunciamiento magisterial del Santo Padre, no sucede lo mismo con las cuestiones de hecho, marginales a nuestra fe, sobre las que el Pontífice ni es ni tiene por qué ser un entendido, así como los argumentos que ofenden a la lógica más pedestre.
Por ejemplo, dice el Papa, en referencia a su insistencia de que ‘caminemos con los musulmanes’, “No debemos tener miedo de la diferencia: Dios lo ha permitido”.

Habla, claro, de la ‘voluntas permissiva’ de Dios, esa que le ayudó a salvar una frase bastante cuestionable del ‘pacto por la paz’ que firmó en Abu Dabi con autoridades musulmanas. Si Dios es omnipotente, no puede suceder nada contra su voluntad, ya lo quiera activamente, ya lo permita. Y la prueba evidente de que Dios permite algo es que se da, sencillamente. En ese sentido, sí, Dios ha permitido la pluralidad de religiones, igual que ha permitido la Peste Negra o la erupción del Krakatoa.
Pero si la razón para “no tener miedo” de la diferencia es que Dios la ha permitido, tampoco deberíamos tener miedo del Cambio Climático, y por idéntica razón. Ni a los controles fronterizos ni a Matteo Salvini, por poner más ejemplos. Porque todo lo que existe, existe porque Dios lo permite, empezando por el pecado.


Si lo que quiere decir el Santo Padre es que, en general, no debemos tener miedo, es algo muy puesto en razón, pero no tiene mucho sentido en la frase.
Insiste también el Santo Padre en hablar de ‘fraternidad’ al referirse a los musulmanes, pero ser hermanos exige tener un mismo padre. En ese sentido podemos los cristianos referirnos a la fraternidad, al creer que somos hijos adoptivos de Dios por el bautismo. Pero los musulmanes no creen eso; no es que no crean que los cristianos no somos hijos de Dios, sino que tampoco ellos lo son, porque Dios no tiene hijos, y solo sugerirlo es blasfemo.
Como con el manido cliché de que ‘todos adoramos a un mismo Dios’. ¿Es eso cierto? ¿Es lo mismo un Dios Trino que un Dios solitario? ¿Es el mismo Dios el que se hace hombre por salvarnos que el que nunca ha salvado esa insondable distancia? No parecen cuestiones banales en absoluto.
Entre los 99 nombres de Dios que recitan los musulmanes, ninguno es Padre, algo que está en el centro mismo de nuestra fe. Tampoco Amor, que es la esencia misma de Dios.
Entendemos la impaciencia del Papa ante estas disquisiciones y su tendencia a pasarlas por alto para lograr el ansiado acercamiento entre las religiones, pero el modo de superar las dificultades no es ignorarlas, sobre todo cuando son de peso.


Por ejemplo, dice hablando de sus viajes a tierras del Islam que ha seguido los pasos del santo cuyo nombre ha elegido como Papa, San Francisco de Asís: “Hace 800 años, Francisco llevó el mensaje de paz y fraternidad al sultán al-Malik al-Kamil”. Bueno, no exactamente. San Francisco conminó al sultán a que se convirtiera a Cristo, precisamente lo que ha desaconsejado Su Santidad a la diminuta comunidad cristiana de Marruecos en su reciente viaje.
El concepto que tiene el Santo Padre del Islam es un misterio. Es imposible que un hombre de su posición ignore los evidentes problemas que plantea la convivencia con el Islam, o la realidad de lo que verdaderamente creen los seguidores de Mahoma. Es probablemente diplomático elogiar la tolerancia religiosa del Reino de Marruecos, pero sin duda le parecería alarmante que existiera una ‘tolerancia’ similar en el Occidente cristiano, un país de nuestro mundo en el que el catolicismo fuera la religión oficial y donde convertirte a otra pudiera dar con tus huesos en la cárcel.
PUBLICIDAD
Parece como si insistiendo una y otra vez en que el ‘verdadero’ Islam es la fe tolerante y abierta que solo existe en la mente de un puñado de bienintencionados intelectuales quisiera forzarles a serlo, lo que se conoce como ‘profecía autocumplida’ en psicología. Que vaya a conseguirlo es bastante dudoso, y en el intento podría estar desarmando intelectualmente a los católicos de Occidente.
 https://infovaticana.com/2019/04/03/que-piensa-realmente-el-papa-del-islam/?fbclid=IwAR021uco0NUnOr5kzc6xzfrF5zjMILVtiC8217I89mjC8omlAiT7_OVTNVI

miércoles, 17 de abril de 2019

Varicela

Mis hijos mayores tenían cuatro y dos años respectivamente cuando tuvieron la varicela, y mi marido treinta y cinco. Porque los niños estuvieron mal pero él estuvo malisimo con muchos granos, una fiebre muy alta, y tardó en recuperarse como un mes. La varicela hay que pasarla de niño. Así que a la pequeña en cuanto pudimos la vacunamos, pero como la vacuna venía de Barcelona no debía estar muy bien porque pasó la varicela justo antes de su Primera Comunión. Afortunadamente con pocos granitos y sin fiebre. Algo haría la vacuna.

También han tenido exantema súbito, mononucleosis y la enfermedad de manos, pies y boca, que no sé cómo se llama. El mayor tuvo paperas sobre los quince años. Además interminables torceduras de tobillos, que a la pequeña tardaban mucho en curársele. Hay que añadir que su colegio no tenía ascensor. A los dieciséis años el chico se torció ambos tobillos y teníamos que llevarlo en silla de ruedas, subiendo las escaleras con ayuda de un profesor. Gracias a nuestros hijos conocemos nombres de tendones y músculos que no sabíamos que existían.

martes, 16 de abril de 2019

Alfonso Ussía responde al Papa Francisco

Alfonso Ussía le mete dos buenas hostias nada consagradas al Papa Francisco por su último desprecio a España

"Su Santidad reparte mal las sonrisas, recibe, abraza y sonríe a Fidel y Raúl Castro, dos desalmados tiranos asesinos, recibe, abraza y sonríe a Nicolás Maduro, el genocida venezolano"
Juan Velarde, 03 de abril de 2019 a las 07:36
Alfonso Ussía se ha hartado del buenismo impostado del Papa Francisco y en su artículo del 2 de abril de 2019 le mete un buen repaso desde su tribuna de La Razón a la cabeza visible del Vaticano por su desprecio a España mientras no le hace ascos a verse con sátrapas y con alguna que otra "ladrona".
Si el último parte de guerra, redactado y firmado hace 80 años, hubiera sido como el que sigue, Su Santidad el Papa ya nos habría visitado: "En el día de hoy, cautivas y desarmadas las tropas nacionales, el Ejército Rojo ha alcanzado sus últimos objetivos militares. La Guerra ha terminado. Manuel Azaña. 1 de abril de 1939".
"Visitaré España cuando haya paz". Gracias por su generosidad. Gracias por su respeto a los esfuerzos de un tiempo inolvidable durante el cual las derechas y las izquierdas olvidaron que habían combatido en una guerra civil dolorosísima. A Su Santidad le ocurre lo mismo que a Iceta, pero no lo reconoce. Que no sabe contenerse en la verborrea. En España, decenas de miles de religiosos, desde obispos a monjas de la caridad, fueron torturados y asesinados por el Frente Popular. Gracias por olvidarlo, aunque su olvido sea parcial y selectivo.
Le recuerda Ussía que:
En España la paz, lo que se dice la paz, está establecida desde hace 80 años. Cuarenta años de paz en la dictadura y cuarenta años de paz en la España constitucional, monárquica y democrática. España es un ejemplar Estado de Derecho. Es razonable que Su Santidad no nos tenga excesiva simpatía. España, en su Historia y en la actualidad, ha sido infinitamente más importante para la Iglesia que Su Santidad. No necesitamos su visita, tantas veces repetida por Juan Pablo II y Benedicto XVI. Sus huellas aquí permanecen y son imborrables.
Detalla el columnista de La Razón las 'amistades peligrosas' de Su Santidad:
Su Santidad reparte mal las sonrisas. Recibe, abraza y sonríe a Fidel y Raúl Castro, dos desalmados tiranos asesinos. Recibe, abraza y sonríe a Nicolás Maduro, el genocida venezolano. Recibe, abraza y sonríe a la ladrona -acusada en su país de impulsar el asesinato de un fiscal-, Cristina Fernández de Kirchner, la multimillonaria viuda peronista del Pingüino, matrimonio tan ladrón como populista. En cambio, recibe, no abraza y no sonríe al presidente Macri, y recibe, no abraza y le llega su mentón a los zapatos, cuando le visita el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Y aquí en España, concede una entrevista al más sesgado y anticristiano de los comunicadores, el mismo que abraza y admira a los terroristas de la ETA. Mucho me temo, Santo Padre, que sea cierto lo que Su Santidad ha reconocido, como ya hizo previamente el ponderado, culto, místico, músico y teólogo Benedicto XVI. Que el Diablo está también en el Vaticano. Pero una cosa es que esté, y otra muy diferente que le encomienden un trabajo y un cargo. No tenga duda, Santidad, de que uno de sus más allegados asesores lleva el rabo enrollado y camuflado en la parte trasera de su sotana, y sólo lo suelta y libera para su alivio cuando se encierra cada noche en sus aposentos. Busque a su consejero con rabo, y agradecerá esta humilde recomendación.
Le hace una pregunta esencial al Papa Francisco:
Es cierto, Santo Padre, que de cuando en cuando Vuestra Santidad se equivoca, y acierta. Su labor en pos de castigar los abusos sexuales de los malos obispos y sacerdotes, es encomiable. Encomiable y valiente. Pero en otras reacciones no se libera de la demagogia. Dice que ha llorado de dolor cuando ha visto las alambradas que separan Marruecos de las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Es lo único que se le ha ocurrido de España durante su viaje a una nación en paz que mantiene desde treinta años atrás una guerra permanente con los bereberes del Sáhara. Europa manda en esas fronteras. Si la Santa Sede estuviera ubicada en un enclave conflictivo, tristemente conflictivo y humanamente trágico, también la Santa Sede guardaría su territorio con alambradas. ¿Acogería el Vaticano a doscientos mil inmigrantes en su territorio, y les daría alimentación, nacionalidad y techo en la Ciudad Vaticana? Claro que resulta doloroso, pero España no es la culpable de esa situación.
Y remacha:
España es una nación que visitan cada año 90 millones de turistas. A pesar de nuestros políticos y golpistas, el Estado de Derecho funciona, y vivimos en paz. Si no desea venir, es muy libre Su Santidad de rechazarnos. España, según el Papa Juan Pablo II "es la maravillosa tierra de María". Y de la mística, Santidad. Y de la soberanía de la Cruz en América. Pero no pretendo convencerlo. No venga, pero hágalo sin buscar falsas excusas. Y no se olvide de buscar a su consejero con rabo. Cuando lo encuentre, todo mejorará. Con devoción y respeto.https://www.periodistadigital.com/periodismo/prensa/2019/04/03/alfonso-ussia-dos-buenas-hostias-nada-consagradas-papa-francisco-ultimo-desprecio-espana.shtml/amp?fbclid=IwAR1V1_rVyrnRYKrHEO4vrgwUyE1qFmRjWCUtS7vO-QVWDSIqgO37Vl79i8w

lunes, 15 de abril de 2019

Anécdotas de salud

Sobre la salud de mis hijos hay tanto que contar que creo que podría hacer otro blog sólo con eso, pero intentaré no aburriros. El mayor nació con lo que parecía un pliegue en el paladar y el médico se preocupó mucho por si era paladar hendido pero afortunadamente era superficial. Yo me había pasado cinco meses del embarazo vomitando, así que no me hubiera extrañado. La segunda nació con un soplo cardiaco. Con ella pasé sólo tres meses. El parto fue ultra rápido porque la matrona se tenía que ir. Pensé si pudo ser por eso. La pequeña nació con un bulto en el cuello por una contractura al nacer y nos dió un buen susto.

A los dos años el chico tuvo principio de neumonía, pero fue solo el primero de cinco en años sucesivos (no exagero nada), la segunda tuvo tres neumonías, y la pequeña se conformaba con bronquitis espásticas que le hacían vomitar cuando se acostaba. La mayor fue ingresada a los dos años con gastroenteritis, la pequeña a los pocos meses con bronquiolitis y el mayor a los diez años con apendicitis. A los siete años la niña pequeña tuvo púrpura infantil. El chico y la pequeña se rompieron sendos brazos un año tras otro a los catorce y ocho años respectivamente. Como véis no teníamos tiempo para aburrirnos.

domingo, 14 de abril de 2019

El día que vendrá, la película

Como ya sabéis mi gran afición son los idiomas y he estudiado inglés, francés, alemán y un poquito de árabe. Es curioso porque aparte de dárseme bien, es que yo tengo aspecto de extranjera y cuando era joven más todavía. Los ingleses dicen que parezco alemana y los alemanes que parezco inglesa. Lo que no parezco es española y por eso cuando viajo al extranjero en Europa siempre me hablan en el idioma local. Sin embargo, nunca he conseguido dominar bien un idioma, tal vez por no haber vivido allí o por simple timidez. Así que me he quedado en el nivel medio.

Ahora estoy repasando otra vez alemán porque mi hija mayor vive en Alemania y al menos quiero enterarme un poco cuando la visito. El alemán creo que es mi idioma favorito aunque es terriblemente complicado. He ido a ver la película El día que vendrá en el cine y me ha gustado mucho. Es muy bonita, pero sobretodo refleja lo injusto que fue el trato al pueblo alemán al final de la guerra. Algo de lo que apenas se habla. Es importante saber ponerse en el otro lado de vez en cuando. Cualquiera puede caer en la barbarie, como bien saben en la antigua Yugoslavia.

sábado, 13 de abril de 2019

viernes, 12 de abril de 2019

Y la vida siguió, como siguen las cosas que no tienen mucho sentido

De Donde habita el olvidoo. Joaquín Sabina.
Me encantan las canciones de Sabina. Es un gran poeta. Ultimamente he descubierto algunas que no conocía, como ésta. Aunque ya os imagináis que su ideología no es la mía. La verdad es que la vida no tiene mucho sentido y buscarlo es una pérdida de tiempo. Hay que pasarse años buscándolo y creer que lo has encontrado para darte cuenta de que no era cierto. Entonces, qué te queda. Lo tomas o lo dejas. Quiero decir que queda la aceptación porque no hay otro remedio.

Al menos podremos seguir disfrutando de canciones como ésta. Eso no nos lo va a quitar nadie. Hace mucho que dejé de creer en el karma, que cada cual tiene lo que se merece,  o que lo que buscas vendrá a ti tarde o temprano. Me gustaba leer a Paulo Coelho sobre los guerreros de la luz, pero ya sé que no soy uno de ellos. Sólo soy una persona anónima más entre muchos. Mis palabras no perdurarán más que en la memoria de mis hijos, con suerte. El mundo puede seguir girando felizmente sin mí y los acontecimientos no se verán afectados el día que falte. Mejor así.

jueves, 11 de abril de 2019

No es oro todo lo que reluce

Ni todo el que camina errante anda perdido. Según Tolkien.  A veces me viene una frase a la cabeza y me entran ganas de escribir sobre ello. Aparte de que en casa somos un poco frikis y nos gusta la literatura de fantasía, últimamente he empezado a leer clásico ingleses como Matar a un ruiseñor y he descubierto que me gustan mucho porque la lectura es fácil y además tienen mucho trasfondo psicológico. Volviendo a lo que reluce, eso nunca ha sido un problema para mí porque tengo una intuición que me hace distinguir el oro de otros metales casi a primera vista. Es decir, que capto a las personas en seguida, sus intenciones y sus metas.

Será por eso que siempre me entiendo estupendamente con las psicólogas, con la primera que tuve y también con la segunda. Estamos siempre de acuerdo y no es porque me hagan la pelota, como dicen mis hijos, sino porque pensamos igual. Supongo que debí estudiar psicología, pero temía que me afectaran demasiado las historias de mis pacientes. Supongo que tengo bastante con mis propios problemas. Pero en cierto modo es un desperdicio que no haya aprovechado mis aptitudes para algo más que para adivinar de algún modo los acontecimientos. Porque esto último no me da satisfacciones sino que más bien me hace sentir frustrada.

miércoles, 10 de abril de 2019

No está el horno para bollos: la depresión

Otra expresión que utilizaba mucho mi madre. El significado está claro, que no estás de humor. El horno tiene que estar precalentado para cocinar y si no lo está no funciona. Hay una expresión inglesa que lo explica muy bien To be in the mood, esto es no estar con la actitud adecuada para el momento. Aunque no lo parezca yo de jovencilla era muy positiva y no me dejaba vencer por las adversidades, pero la energía, como es natural, se me fue acabando y ahora cualquier brisa me derriba. Así que ahora puedo decir como mi madre que no está el horno para bollos, aunque suene raro viniendo de mí, que soy una gran golosa.

Siempre hay quien te dice que te animes, que hagas cosas, que salgas, y yo agradezco las buenas intenciones, pero cuando la vida te ha dado ya tantos golpes es que no sólo te fallan las fuerzas sino las ganas de seguir intentándolo. Como además tengo la desgracia de disponer de una intuición especialmente precisa sobre todo lo que ocurre a mi alrededor, las causas y las consecuencias; la verdad es que no me resulta nada fácil ser optimista ni positiva por más que me gustaría, de verdad, ser La alegría de la huerta (otra expresión), al menos el día en que tuviera nietos porque una abuela amargada no es precisamente lo que yo les deseo



martes, 9 de abril de 2019

Echar más leña al fuego: la eutanasia

Consiste en empeorar un problema. Es lo que suelen hacer algunos políticos en la campaña electoral. Buscan un motivo de fricción en la sociedad y lo ponen en el candelero para que la gente no piensa ya en otras cuestiones más urgentes o importantes. Lo malo es que funciona. Las personas especializadas en echar leña al fuego no son nada tontas. Son expertos en manipulación. Ahora han sacado el tema de la eutanasia porque saben que mucha gente de derechas no sabe qué pensar sobre ello y puede hacerles dudar a la hora de votar. Practican el Divide y vencerás.

La cuestión es que la eutanasia no es necesaria. Para pacientes terminales existe la sedación, que se aplica habitualmente. En cuanto a los pacientes crónicos que están deprimidos, lo que necesitan es un buen psicólogo. El problema de la eutanasia es el mismo que el del aborto: que se empieza por los casos límite y al poco tiempo ya están eliminando vidas de personas a las que les quedaban años todavía y que podrían haberse recuperado lo suficiente para que mereciera la pena. E incluso se acaba quitando de enmedio a los casos que resultan demasiado caros para mantener: Eugenesia. Es lo que ya ocurre en Holanda.

lunes, 8 de abril de 2019

Tener la sartén por el mango: mee too

Cuando hablan de la mujer como un ser indefenso, a mí en el fondo me hace gracia porque siempre hemos tenido la sartén por el mango, es decir, el poder en la sombra. Si se dice que Detrás de un gran hombre hay una gran mujer, no es algo peyorativo. Es más bien un homenaje a esa influencia que tenemos las mujeres y que ejercemos con todos especialmente en la familia. Una mujer de fábrica generalmente sabe cómo  atraer a un hombre sin que se note mucho. Digamos que es la estrategia que ha tenido que desarrollar a lo largo de generaciones a falta de fuerza física.

Esa mujer indefensa, víctima de la fatalidad que pintan las feministas, yo no la reconozco. Creo más bien que cuando una chica está con un mal chico es porque ella lo ha elegido, y sucede que muchas veces lo defiende Contra viento y marea. Aunque también hay hombres que dominan lo de la influencia, la verdad es que se les suele notar de lejos. Así que cualquier cantante o actriz ha sabido siempre cuál era el camino del éxito y es su decisión si quiere tomar la senda más rápida liándose con el director, aunque esté casado, Pero luego que no digan que no lo sabían, porque yo No me lo trago.

viernes, 5 de abril de 2019

Los àrboles no te dejan ver el bosque

Me encantan las frases hechas. Tengo dos libros sobre eso. Este dicho quiere decir algo así como que las partes no te dejan ver el todo, es decir lo contrario de otro dicho. Hoy  en día se lleva muchísimo eso de que hay que vivir el momento sin pararse a pensar en las consecuencias. Pero habría que pensar si ese salto en paracaídas vale tanto como los treinta y cuarenta años más que hubieras vivido de no haberlo hecho. Hay veces en que en una sola ocasión te juegas el todo, tu trabajo, tu pareja, tu familia. No hay que perder de vista la totalidad antes de tomar cualquier decisión.

Vivir el momento está bien siempre que no tomes decisiones arriesgadas.  Hay que tener en cuenta la totalidad de las circunstancias que te rodean y no perderse en cada pequeña experiencia que no quieres perder. Pero ahora se lleva lo de vivir el minuto sin pensar en el siguiente ni en el anterior, con lo cual puedes acabar en el borde del precipicio. Y luego, como dice la Biblia, no todo el que dice "Señor, Señor" entra en el Reino de los Cielos, sino el que escucha la palabra de Dios y la pone en práctica. Es decir, que luego no vale de nada lamentarse. El que avisa no es traidor.